Un choque en la Ruta 22 cambió el destino de una familia varada en Roca

Viajaban a Bariloche para instalarse en esa ciudad, pero un accidente los obliga a quedarse en el valle. El auto era su herramienta de trabajo.

13 ago 2018 - 19:12

Carina Andrea De Luca, su esposo Fernando Luis Gordillo y su hijo Israel, de 15 años, decidieron dejar la vida que tenían en Rosario por razones de salud de ella. Iban rumbo a Bariloche, pero el accidente que tuvieron el pasado 4 de agosto sobre Ruta 22 les impidió seguir su camino y quedaron varados en Roca.

“El auto que venía de frente vio que no llegaba a realizar el sobrepaso y se tiró a la banquina norte, cerca de Cervantes, para no chocar de frente, pero igual nos tocó. Gracias a Dios fue una desgracia con suerte. Si bien tuvimos heridas no fueron de gravedad. Si chocamos de frente no la estaríamos contando”, relató la familia.

Según comentaron, en Rosario vivían en la casa de uno de los abuelos, pero por el delicado estado de salud de Carina y la recomendación médica de que buscara un clima menos húmedo decidieron el viaje al sur.

Te puede interesar | Dos tragedias en la Ruta 22 la golpearon y hoy es un ejemplo de fortaleza

Nosotros siempre vivimos de vender cosas en la calle en Rosario, flores, pañuelos, lapiceras. Compramos y revendemos. Mi papá tiene hernia de disco y no puede realizar trabajos pesados y mi mamá tiene un cáncer de médula. La idea ir a Bariloche porque creemos que allí se puede vender más por la zona turística, pero íbamos sin ningún contacto, a probar suerte”, cuenta Israel.

Su padre dice que desde que dejaron la casa del abuelo, han vivido prácticamente en el auto, pero ahora con el choque se quedaron sin la herramienta principal, tanto para trabajar como para vivir.

Solidaridad

La historia de esta familia se conoció gracias a la perrita “osi”, en el sitio de facebook “Sin pirotecnia-sin maltrato animal”, ya que luego del accidente salió espantada por la zona de chacras, hasta que la encontraron y viajó en la ambulancia con sus dueños. Mientras algunas familias del “Centro Familiar Cristiano” ayudaron temporalmente con una vivienda y alimentos.

Actualmente la familia vive en un sitio prestado. No tienen trabajo, ni productos para vender, que es lo que les permitía obtener dinero para comer. El hombre y su hijo están dispuestos a realizar trabajos de pintura y de jardinería, mientras que Carina deberá realizar el tratamiento médico para tratar su enfermedad. Esta situación los obliga a quedarse en Roca y empezar de cero.

Los interesados pueden contactarse para colaborar al celular: 341 2299619.

Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.