Soledad y la pasión de los jóvenes por el folclore

La cantante oriunda de Arequito actuará el viernes en el estadio "Ruca Che" de Neuquén, en un esperado recital



NEUQUEN (AN).- Icono indiscutido de la camada joven del folclore, Soledad Pastorutti, más conocida como “la Sole” se presentará este viernes, a las 21, en el estadio “Ruca Che” de Neuquén. Finalizaron así una serie de gestiones que se venían realizando desde julio, por un grupo de productores de la región, que en principio pensaron en concretar el concierto para setiembre. Actualmente los organizadores locales Rubiolo-Mariano Manríquez, obtuvieron el contrato de la cantante de Arequito y ya ha sido alquilado el estadio “Ruca Che” y finalizadas todas las tramitaciones ante Comercio y Espectáculos del municipio local.

La joven de veinte años cuenta con una intensa carrera en su haber, que incluye las placas “Poncho al viento” (1996), “La Sole” (1997), “A mi gente” (1998), “Yo sí quiero a mi país” (1999), “Soledad” (2000) y “Libre” (2001).

Su carrera, cuenta con picos de popularidad y convocatoria sorprendentes, tanto para el género como para un intérprete de esa edad. Con la placa “A mi gente” vendió 160.000 copias y con “Yo sí quiero a mi país”, 120.000.

Es considerada “una marca registrada del folclore para las nuevas generaciones”, hizo del revoleo de ponchos y pañuelos un estilo propio y logró darle una vuelta de tuerca al género, tanto es así que consiguió acercar a los jóvenes a esta música.

En un reportaje que concedió a principios de año a “Clarín”, la “Sole” se encargó de explicar que “es difícil hacer un balance fue todo muy fugaz. A mi me cuesta creer que soy Soledad, la artista que llegó a vender dos millones de discos en la Argentina”.

Evaluando su presente profesional, la chica opinaba que “tengo que crecer mucho todavía. Lo que cambió ahora es que tengo que decidir más. Las ideas de los shows generalmente son mías. Pero de de todas formas, a veces me escucho por televisión y digo que no puede ser que después de cinco años sigamos teniendo errores en los shows en vivo”.

Conforme con su carrera, aseguró en esa entrevista que “ahora tengo que seguir este camino y lo importante es tratar de seguir para adelante con esto que me regaló Dios. Tengo una piedra en bruto y ahora hay que pulirla”.

En su página web se recuerda que “este fenómeno del folclore argentino, nació un 12 de octubre allí por el año 1980 en Arequito, un pueblo de Santa Fe ubicado a 350 kilómetros de Buenos Aires y a 90 de Rosario”.

Se destaca que “el resto del clan Pastorutti lo conforman su padre Omar, la mamá Griselda y Natalia, su hermana menor y compañera de canto. Su familia es de condición humilde y ella siempre recuerda que los comienzos fueron muy duros”.

Sobre los comienzos de Soledad y su familia en las lides del folclore, se cuenta que “siempre encontraron dificultades para recorrer los festivales, o faltaba bencina para el auto, o simplemente no les daban ni la hora. En más de una ocasión debieron actuar gratis, o simplemente eran los vecinos los que los acarreaban de un lado a otro”.

“En otra oportunidad -recuerda la joven en su sitio oficial- estuvimos a punto de perderlo todo. Hasta nos cortaron el agua y el teléfono y casi nos rematan la casa. El dinero le empezó a llegar a los catorce años, pero se les iba casi todo en el pago de los músicos, pudiendo cubrir a duras penas los gastos familiares”.


Comentarios


Soledad y la pasión de los jóvenes por el folclore