Solo cinco rionegrinos fueron transplantados durante 2017

La lista de espera se eleva a 184 en toda la provincia. Ahora buscan sensibilizar respecto a la importancia de donar órganos. “Es un acto de amor”, definen.



1
#

La mayoría de los transplantes se realizan en Buenos Aires.(Foto: Chino Leiva )

2
#

Solo cinco rionegrinos fueron transplantados durante 2017

Alrededor de 184 personas integran la lista de espera en Río Negro para recibir un transplante de órganos. En lo que va del año, sólo cinco rionegrinos fueron transplantados y se logró realizar una ablación en el hospital zonal Ramón Carrillo, según datos aportados por los referentes del Cucai (Centro Único Coordinador de Ablación e Implante) Río Negro en Bariloche.

Al igual de lo que sucede en el país, el número de donantes es bajo en la región. Por eso, un grupo de voluntarios del hospital zonal Ramón Carrillo y personas transplantadas aprovecharon el día nacional del donante de órganos para sensibilizar a la comunidad respecto a la importancia de ser donante.

Nueve años atrás, Sergio Ojeda, de 64 años, era sometido a un transplante de corazón. “Sufrí un infarto y me demoré en ir al hospital. Me explicaron que el único camino era el transplante y estuve un año esperándolo. El psicólogo me preguntaba si sentía miedo y yo le decía que no sabía, porque nunca me transplanté”, expresó Ojeda.

Cuando llegó el momento, Ojeda fue trasladado en un vuelo sanitario a Buenos Aires donde fue transplantado. “Recibí el corazón de un rugbier de Entre Ríos. Fue raro. Yo creo que cuando recién te transplantan, ese órgano trae cierta información”, señaló.

A lo largo de la mañana de ayer, las personas transplantadas relataron sus historias de vida a muchas de las personas que se acercaban buscando información. También repartieron fichas para que la gente explicite su deseo de donar. “Si donás órganos, donás amor porque siempre hay gente que quiere vivir”, explicaban.

Fernanda Gordillo, de 42 años, recibió un transplante de médula en el 2014 por parte de su hermana. “Tuve una caída y me empezó a sangrar la nariz y ante cualquier roce, se me hacían hematomas violetas. Me diagnosticaron leucemia y empecé con quimioterapia. Me dijeron que necesitaba un donante de médula ósea”, relató.

Sus 5 hermanos se sometieron a estudios y sólo una de ellos resultó ser compatible 100%. “Me hicieron una transfusión y acá estoy. Le debo la vida a mi hermana. Le diría a la gente que se anime a donar médula ósea porque no es doloroso. Se hace con una extracción de sangre. No hay dimensión de lo que pasa una persona que espera un donante. Esa sensación de que ya no queda tiempo o es nuestro último día”, indicó la mujer.

Germán Santamaría, referente del Cucai de Río Negro, admitió que “la mayoría está de acuerdo con donar pero no se dio la posibilidad de hacerlo explícito en el Registro Civil. Y lo cierto es que cuando una persona muere, la decisión para la familia es muy difícil porque hay mucho dolor de por medio”.

El Día Nacional del Donante de Órganos se conmemora desde 1997, año en que nació la hija de una transplantada hepática. “Fue para demostrar que hubo vida salvando una vida previamente, a través de una donación. Hay que buscar el lado bueno”, agregó Santamaría.

Daniel Dejean, tiene 20 años y recibió un transplante de corazón cuando tenía apenas 14 en el hospital Garrahan. Integró la lista de emergencia nacional y hoy asegura que su vida “es sana y normal”. “Es un acto de amor. Es la oportunidad de saber que el día de mañana, más allá de lo que pase con nuestra vida, se puede salvar a otro”, recalcó.

“Hacemos todo lo posible para que los pacientes -graves- vivan. A veces, no sobreviven. Se registran 5 muertes cerebrales, cada mil muertes. En estos casos, es duro pero tenemos que empezar a pensar en que otros pacientes sigan viviendo”

Germán Santamaría, referente de Cucai Río Negro

Datos

“Hacemos todo lo posible para que los pacientes -graves- vivan. A veces, no sobreviven. Se registran 5 muertes cerebrales, cada mil muertes. En estos casos, es duro pero tenemos que empezar a pensar en que otros pacientes sigan viviendo”

Comentarios


Solo cinco rionegrinos fueron transplantados durante 2017