“Son aviones que ya han plegado sus alas”

Hace unos días discutí amablemente con mi querido amigo Carlos Segovia pues no le creía cuando escribió en una carta que salió publicada en esta sección que Argentina adquiriría una docena de aviones Mirage F1-M-C.14.47 para suplantar los obsoletos Mirage III , los Mirage V y otros cazas análogos de la misma empresa aeronáutica francesa a fin de dotar de capacidad defensiva “moderna” a nuestro país. El 1 del corriente leí en este diario la confirmación de la compra de ese material a España. Es inaceptable, absurdo, que los altos mandos de aeronáutica aprueben la compra de estos aviones que –aun mejorados, reparados a full y cambiados su aviónica y armamento– siguen siendo de una tercera generación primitiva y nada tienen que hacer en un enfrentamiento ante rivales de cuarta generación como los que posee la gran mayoría de los países en desarrollo y también de América Latina (F16, Gripen, Sukoi 27/30MK, Mig 29 y Typhoon, entre otros). Ni hablar de los ultramodernos cazas de quinta generación que ya vuelan en Rusia y Estados Unidos. Estos Mirage FICE (FIM) se encontraban estacionados en la base de Albacete, capital de la provincia homónima, donde prestaron servicios desde octubre de 1992 hasta septiembre de 1998. Hoy han sido reemplazados por Thypoon, F16 y Harrier GR7 y GR9 . En la actualidad un Mirage F1 ha sido colocado en un pedestal en Paterna (Valencia) a modo de recordatorio durante la celebración de los 100 años de la aviación española (ver revista de la Fuerza Aérea de España Nº 118 del 2009). Ello indica terminantemente que estos aparatos ya son aviones disminuidos que han plegado sus alas y no son aptos para el combate moderno. No sé cuál es la idea que el comando aeronáutico tiene para la gloriosa aviación argentina. Está –por ejemplo– China, con aparatos (nuevos) de cuarta generación a precios muy inferiores dentro del mercado internacional de armas pero de gran capacidad de prestación; igualmente, Rusia puede proveer aviones superlativos a menor costo respecto de sus homónimos occidentales que bien podrían ser una opción para evitar adquirir estas vetustas aeronaves usadas en proceso de compra. Debemos suponer que el tema pasa por lo económico. Por una parte es bueno que no se gasten montos exorbitantes en armas cuando hay otras prioridades, pero si por fuerza mayor debiéramos defender nuestra soberanía, no podemos volver a hacerlo con armas absolutamente inferiores a las del enemigo. Habrá que pensar seriamente qué es lo que conviene. José Santos DNI 7.564.743 Cipolletti


Comentarios


“Son aviones que ya han plegado sus alas”