Suárez Mason se negó a declarar en la megacausa



BUENOS AIRES (Télam)- El detenido represor Carlos Guillermo Suárez Mason se negó a ampliar su declaración indagatoria en la megacausa en la que se investigan violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar en el ámbito del Primer Cuerpo de Ejército.

El represor fue trasladado por la mañana a los tribunales de Comodoro Py 2002 (desde el penal de Mar-cos Paz, donde está alojado luego de que se le revocara la prisión domiciliaria), y estuvo en la Alcaidía hasta que el juez Rodolfo Canicoba Corral lo hizo conducir a su despacho.

Una vez frente al magistrado y al secretario Marcelo Sonvico, el imputado hizo uso de sus derechos constitucionales y se negó a contestar las preguntas, tras lo cual fue remitido nuevamente a la cárcel, donde permanece detenido.

Las fuentes consultadas indicaron que era intención del magistrado indagar al destituido general por alrededor de 250 hechos nuevos, los mis-mos por los que días atrás dispuso la detención de los generales Rodolfo Wehner, Teófilo Saa y Julián Capanegra, y los coroneles Humberto Lovaiza y Bernardo Menéndez.

El 23 de marzo último, Suárez Mason fue notificado de la declaración de inconstitucionalidad del indulto que lo había beneficiado, por lo que su situación se retrotrajo al momento previo al perdón presidencial dictado por Carlos Menem, cuando fue procesado por 38 homicidios.

En aquella breve diligencia (que duró alrededor de diez minutos) Suárez Mason se notificó de la resolución dictada por Canicoba Corral por la que decretó la inconstitucionalidad de los indultos presidenciales.

En este expediente, se investigan gravísimas violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar.


Comentarios


Suárez Mason se negó a declarar en la megacausa