“Sugerencias para el armado y el cuidado de la canasta escolar”



A pocas semanas del inicio del ciclo lectivo, mucho se habla sobre los costos de la canasta escolar, qué útiles debieran conformar la misma y con ello aparecen las ansiedades propias de los padres. Creo oportuno compartir algunas sugerencias referidas, sobre todo, a las conductas a tener en cuenta en la organización para la posible compra o recuperación de los útiles: • Recuperar o comprar el material escolar básico sólo para la primera semana de clases, esperando el inicio y que sean los docentes quienes sugieran o informen el que se utilizará durante el año. De esta manera se evita comprar aquel innecesario. • Los padres debieran invitar a sus hijos a que los acompañen en la recuperación del material en desuso del año anterior y en la posible compra de alguno. Esto alentará conductas para valorar el costo, cuidado y conservación. • En el caso de las mochilas sin arrastre, recordar que el peso no debe superar el 10% del cuerpo de quien la transporta (Ej. si un niño/a pesa 30 kg, el contenido de la mochila no debe superar los 3 kg). Es recomendable no comprar las sin arrastre de gran capacidad; es mejor una mediana, cómoda y resistente, y en ella organizar cada día previo a clases el material a utilizar. • Propiciar la organización, una vez que se conozca el material a usar en el año, de compras comunitarias entre varias familias al por mayor, lo que permitirá abaratar costos y tener además reposición. • En el caso de útiles como reglas, escuadras, transportador y compás, es posible encontrar mejores ofertas en kits de conjunto que adquirirlos por separado. • Para los alumnos zurdos existen útiles adecuados a la habilidad motriz de su mano izquierda: sacapuntas, lapiceras, tijeras, reglas, agendas e inclusive reloj de pared para los cursos iniciales donde se trabaja la magnitud tiempo y la forma de leerlo en este instrumento. Es importante consultar en librerías al respecto. • En el caso de alumnos con necesidades educativas especiales, y según fuere la discapacidad, recordar que existen numerosos recursos materiales y didácticos que permiten mejores posibilidades de inclusión educativa. Ej: atriles para sillas de ruedas, variados soportes tecnológicos informáticos para uso de computadores para personas ciegas o disminuidas visuales, sordas e hipoacúsicas, con motricidad reducida e inclusive algunos software con juegos y actividades para personas con TEA (Trastornos del Espectro Autista). • Considerar que algunos sindicatos y mutuales entregan a sus afiliados bolsones con útiles básicos, mochilas e inclusive algunos también guardapolvos. Si bien esto está orientado a quienes asisten a nivel inicial y al nivel primario (escuela), también algunas de estas organizaciones entregan subsidios para elementos escolares de alumnos en el nivel secundario. • En el caso de los textos escolares obligatorios es importante consultar en librerías por compras al por mayor, para abaratar costos (puede haber descuentos de entre el 15-20% por compras grandes). • Manifestar al docente cuando existe la imposibilidad de conseguir material solicitado o de adquirirlo por los costos. Debiera existir alguna alternativa para cualquiera de estas dos situaciones. • Trabajar desde los padres, e inclusive los docentes, en hábitos sobre la importancia del cuidado de los útiles como herramientas dentro y fuera del establecimiento. • Ayudar a los alumnos desde los primeros años de escolaridad en la organización de elementos en la cartuchera, identificación de cuadernos y carpetas, foliado hojas de carpeta, control del material a usar el día siguiente (esto se puede trabajar con un cronograma de qué áreas o materias se dictan cada día). Resulta una actividad pedagógica que permite visualizar relaciones temporales de sucesión: antes/después, relaciones cíclicas: repetición de los días para formar una semana, de los meses para formar un año, etc. En síntesis: los útiles escolares son recursos didácticos que intervienen y median fuertemente en la relación entre quien enseña, quien aprende, los contenidos y los aprendizajes. Es por ello que resulta significativo que desde la familia y los establecimientos educativos se trabaje en la responsabilidad y compromiso de uso y cuidado de los mismos. Francisco Jesús Sevilla jesuspsp63@hotmail.com Neuquén

Francisco Jesús Sevilla jesuspsp63@hotmail.com Neuquén


Comentarios


“Sugerencias para el armado y el cuidado de la canasta escolar”