Teddy, el perro guardián de un aeropuerto alemán

No solo las aves, también los conejos o los zorros pueden ser peligrosos en los aeropuertos. Para evitar que estos animales silvestres se metan en los motores de los aviones, el aeropuerto de Lübeck dispone de un ayudante especial.



#

Teddy es quien mantiene a raya la fauna silvestre del lugar.

Teddy, el perro guardián de un aeropuerto alemán

Cuando el perro de la raza vizsla o braco húngaro está de servicio se les hace muy difícil a estos animales trasladarse libremente por los terrenos del aeropuerto. Sin atacarlos, Teddy logra espantar a los animales lejos de la pista hacia el exterior del predio. “Fue una ardua tarea enseñarle”, asegura su dueño Michael Zimmermann.

Cada vez que Zimmermann le coloca el arnés, el perro sabe que está a punto de comenzar su labor. Observa detenidamente las distintas zonas del aeropuerto mientras tira con impaciencia de la correa. Entonces, su dueño se inclina hacia el perro y le susurra al oído: “¿Dónde está el conejo?”.

Es la señal que Teddy estaba esperando. De pronto sale corriendo en la dirección que su amo le apunta con el brazo extendido. “Nuestro entendimiento se basa en primera línea en los gestos ya que el aeropuerto es bastante ruidoso”, señala Michael.

Desde hace aproximadamente dos años, él y Teddy están trabajando como equipo de control de vida silvestre en el aeropuerto regional de Lübeck, que tiene un tamaño de 135 hectáreas.

El can siempre obediente ante las órdenes de su dueño Michael.

“Aquí tenemos sobre todo conejos, ciervos, tejones, zorros y jabalíes, que pueden suponer un riesgo para las operaciones aéreas”, apunta, quien trabaja a tiempo completo como administrador del sistema de informática del aeropuerto. Teddy tiene su propia tarjeta de identificación. El aeropuerto paga el impuesto de perros, los costos de veterinario y seguro de responsabilidad civil. “Pero no recibe un salario”, aclara su dueño.

De pronto, durante la recorrida, el perro descubre un agujero en un área cubierta de hierba, la huele con impaciencia y comienza a cavar. “Un agujero de conejo. Está bien Teddy, vamos”, le dice el duaño al perro. Obedientemente, el can deja el pozo y se dirige hacia el perímetro externo del aeropuerto. De inmediato, el perro encuentra un agujero en la cerca. Zimmermann lo marca para cerrarla más tarde.

Teddy comenzó con esta tarea de un modo bastante accidental. “Cuando tenía unos seis meses lo traía a menudo al trabajo y así descubrí que el perro reaccionaba con mucha calma a los ruidos de los aviones. Y dado que esta raza es muy dócil y necesita ser ocupada surgió la idea de entrenarlo para ahuyentar a los animales silvestres en el aeropuerto”, cuenta.

Zimmermann tuvo como modelo al border collie Piper, quien ahuyentaba zorros y aves de presa en las pistas del aeropuerto de Traverse City, en el estado norteamericano de Michigan

Teddy tiene todo controlado en la pista.

“El empleo de animales en los aeropuertos no es inusual”, indica Christian Hellberg, director gerente del Comité Alemán para la Prevención de las Aves en el Tránsito Aéreo en Bremen.

“En el aeropuerto de Hamburgo se utilizan halcones para espantar a los cuervos y en otros aeropuertos hay equipos especializados en el control de aves y roedores para evitar accidentes aéreos”, señala Hellberg.

Teddy tiene un entrenamiento como perro de caza, pero sabe hacer muchas más cosas. “El perro aprendió a no entrar en ciertas áreas y a no atacar o matar a los animales. Tuvo que demostrar su capacidad ante la autoridad de aviación”, asegura con orgullo su dueño.

Por lo tanto, Teddy es probablemente el único perro de aeropuerto con certificado oficial en Alemania.

DPA


Comentarios


Teddy, el perro guardián de un aeropuerto alemán