Temporada de... garrapatas

Junto con los primeros calores y el viento llegan estos desagradables y temidos huéspedes. Combatirlas es primordial para que no afecten la salud de las mascotas. Lo que recomiendan los especialistas y algunos secretos “caseros”.



Termina el invierno, y junto con el calor las garrapatas hacen notar su llegada. Agarradas fuertemente, succionan la sangre para satisfacer sus necesidades de vida.

Conocida comúnmente como “garrapata canina marrón” o “garrapata de perro”, es un arácnido que se diferencia de los insectos porque tiene 4 pares de patas.

El cuerpo de los animales es solo el surtidor de alimento de estos visitantes, ya que su hábitat es formar superfamilias en lugares donde abundan las malezas, como campos, yuyos y hierbas altas, y zonas boscosas.

Las hembras llegan a poner entre 4.000 y 7.000 huevos.

Suelen ser de color marrón en las primeras etapas, grisáceas cuando logran su adultez y algunas pueden llegar a medir hasta 1,2 cm de largo. Esta característica es general de las hembras, que llegan a poner entre 4.000 y 7.000 huevos.

La mayoría no transmite enfermedades, pero algunas son portadoras de bacterias que pueden causar babesiosis y hepatozoonosis en los perros, ambas producidas por parásitos microscópicos que afectan la sangre de los cánidos.

Los animales afectados suelen presentar anemia, fiebre, letargia, deterioro general, diarreas, dolor muscular y debilidad progresiva, provocando secuelas renales e incluso la muerte en los casos más graves.

Solo el 5% de las garrapatas se encuentra en el animal, el otro 95% está en el medio ambiente. Lo ideal es fumigar mediante rociado en paredes, jardines, césped; limpieza seguida de cuchas y camas de las mascotas. Esto las mantendrá alejadas. El clima también ayuda a alejarlas, como cuando hay lluvia; o todo lo contrario si hay viento.

La pipeta es uno de los remedios para combatir a éstos molestos huéspedes.

Realizar periódicamente baños a las mascotas con productos antipulgas y antigarrapatas ayudará a mantenerlas limpias y protegidas. La colocación de pipetas y collares antipulgas también las protegerá. Lo más novedoso es la administración de una pastilla masticable. Suelen ser costosas pero muy eficaces.

Todos estos productos se pueden comprar en veterinarias. Jamás hay que intentar colocar remedios como querosén o cualquier líquido inflamable, ya que son tóxicos y perjudiciales para la salud del animal.

Tips para cuidar a tu mascota

Vinagre: Tanto las pulgas como las garrapatas odian los olores fuertes, y en este caso el vinagre es infalible. Cómo se hace: disolver una cucharada de vinagre en un vaso de agua. Colocar con una mota de algodón o simplemente con un difusor en todas las zonas del animal y luego cepillar. De paso dejará su pelo brillante y renovado.

Manzanilla: Un buen té de manzanilla. Una vez frío, proceder de la misma manera que en el anterior paso.

Limón: Cortar el limón en rodajas, verter en una olla con agua caliente hasta romper el hervor y, una vez frío, rociar en el cuerpo del animal.


Comentarios


Temporada de... garrapatas