Tenso careo entre barras de Boca

#

Otros tiempos. Martín y Mazzaro, ni amigos ni jefes.

fútbol de afa

Los dos exmáximos referentes de la barra brava de Boca, Mauro Martín y Maximiliano Mazzaro, se cruzaron ayer en un tenso careo ante el juez de instrucción Manuel De Campos, quien los tiene procesados por el homicidio del vecino de Floresta Ernesto Cirino hace casi dos años.

El careo fue dispuesto a raíz de una contradicción en el relato de ambos sobre las circunstancias en que fue agredido Cirino, a raíz de una discusión menor con Gustavo Petrinelli, el cuñado de Martín, por los deshechos de un perro.

Mazzaro había declarado que en el marco de la pelea, a la que Petrinelli había convocado a los barras bravas, Martín separó a Petrinelli de la discusión y lo llevó hasta la casa en su automóvil, en el que también viajaba el prófugo de la Justicia Daniel Whebe.

Mazzaro describió que llevó a Martín y luego a Whebe, a quien dejó en el lugar en el que éste tenía estacionado su propio vehículo. Pero Martín (quien volvió a cambiar de abogados y ahora lo defiende Fernando Burlando) desmintió la versión y dijo que el único pasajero de ese viaje había sido él.

Martín y Mazzaro, íntimos amigos en el pasado pero irreconciliablemente enfrentados ahora, se mantuvieron en sus dichos y el trámite del careo fue clausurado por el juez sin resultados esclarecedores.


Comentarios


Tenso careo entre barras de Boca