Traían desde La Pampa a Añelo más de 80 costillares en la caja de la camioneta

Como el transporte no era el adecuado porque no era caja refrigerada, la carne se decomisó. Cada costillar se puede vender hasta en 15.000 pesos en la zona petrolera. Queda al descubierto el contrabando hormiga que se beneficia con la diferencia de precios por la barrera sanitaria.





Dos hombres, de 24 y 40 años, fueron sorprendidos en la madrugada del viernes por personal de Comisaría 10° de Añelo, quienes circulaban en una camioneta transportando en su caja y sin refrigeración, varios costillares de carne vacuna.

Según informó la Policía de la provincia, el hecho tuvo lugar a las 03.45, mientras realizaban patrullajes preventivos en el sector de la meseta.

Observaron sobre la ruta 17 a una camioneta gris F100, cabina simple, la que llevaba un contrapeso importante en su caja, por cuanto los uniformados decidieron identificar a sus ocupantes.

Una vez que el rodado detuvo su marcha, los efectivos dialogaron con las personas, consultando por lo que transportaban en la caja. Les manifestaron que se trataban de más de 80 costillares de carne vacuna, provenientes de La Pampa.

Posteriormente se les consultó si tenían algún tipo de cámara frigorífica y la guía correspondiente, careciendo de todo lo solicitado, por cuanto se le dio intervención a personal de bromatología de la municipalidad de Añelo.

El ingreso de carne con hueso a la Patagonia está prohibido por resolución del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Senasa, porque, al sur del río Colorado, hay un estatus de libre de fiebre aftosa sin vacunación. Al norte del país se inocula contra el virus al ganado vacuno.

Los sitios de control en los cruces no son suficientes para poder controlar y se da lugar al contrabando.

La policía informó que cuando se logró llevar la camioneta a bromatología, se efectuó el secuestro para el posterior decomiso de la carne, labrándose la correspondiente acta contravencional.

Además, las personas fueron trasladados a la Unidad, para su correcta identificación en los sistemas informáticos policiales.

En la zona petrolera existe un alto consumo de carne con hueso y un costillar de 10 kilos puede llegar a cotizarse hasta 15.000 pesos, el doble de lo que se vende el mismo producto, por ejemplo, en Santa Rosa, La Pampa.

El gobierno neuquino y las entidades que agrupan a los ganaderos son férreos defensores de la barrera para conservar el estatus sanitario que no se transmite por el hueso del costillar.


Comentarios


Seguí Leyendo

Traían desde La Pampa a Añelo más de 80 costillares en la caja de la camioneta