Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Transgresores congénitos



La definición de transgresión es el quebrantamiento de normas, costumbres o leyes, y congénita es un rasgo que está presente desde el nacimiento.

Los argentinos somos transgresores desde nuestro nacimiento, y nuestro entramado social tiene un 65/70% cuyo origen es español o italiano, culturas que hoy por su actitud transgresora están sufriendo mucho más los embates de esta pandemia.

Aquí en Bariloche vemos que la ciudad se comporta, en su mayoría, ya sea por miedo o por responsabilidad hacia los demás, de forma cauta, no se sale, y cuando se arman aglomeraciones son de forma circunstancial, y en casi todos los casos se fotografía a personas con bolsas de mandados. Por otra parte hay una gran cantidad de autos secuestrados, pero aun así hay quienes van a comprar una banana a la mañana y una manzana por la tarde.

Un tema interesante es ver que en Europa, EE. UU. y el llamado Primer Mundo, donde “dicen” que tienen todo y para todos, desde hace más de 10 años hay desinversión en camas hospitalarias (25/30% menos), salvo Alemania, y esto hizo que el sistema haya colapsado y los muertos no se puedan ocultar.

En nuestra ciudad el sistema hospitalario estatal se encuentra con una obra de nunca acabar, y con un Estado municipal y provincial cuyas arcas y medios técnicos e insumos no son insuficientes, por lo cual la atención de cualquiera de nosotros está ligada más a la voluntad que a la seguridad. Hay muchas voluntades, pero muy poca seguridad de poder ser atendidos como corresponde, y eso amontonó cadáveres en Italia…

Es muy difícil hacer comprender a un vecino y su familia que en el hacinamiento de su precaria vivienda y sin trabajo se quede adentro de la misma. Pero no se comprende a quienes no están tan mal o están bien y sin embargo eligen el camino fácil de la transgresión, para luego comentar a sus amigos la hazaña de esquivar controles o de ir cinco veces al supermercado.

Es cierto que somos descendientes de transgresores, pero no es menos cierto que podemos pensar por nosotros mismos. En Italia no se han muerto por el coronavirus, se murieron porque el sistema no los pudo atender, no había camas ni respiradores. “Aquí pasa lo mismo”. Si a lo único que tememos es a la muerte. “No tentemos más a nuestra suerte”, porque no tenemos ni el 1% de los medios italianos, o sea, tenemos un 99% en contra de cada uno de nosotros, nuestros hijos, nietos o amigos. Si esto se descontrola…

Jorge Luis Fernández Avello

DNI 12.862.056

Bariloche


Comentarios


Transgresores congénitos