Tras promesas, el sindicato de camioneros levantó el paro

Las empresas prometieron incrementar el personal de seguridad

El sindicato de camioneros levantó ayer el paro que tras el asesinato de un custodio había paralizado el transporte de caudales, luego de que las empresas se comprometieran a aumentar el personal de seguridad en los vehículos.

La Cámara Argentina de Empresas Transportadora de Caudales garantizó, en un acta acordada con el gremio, que tras el primero de abril todos los servicios que se presten de 21 a 6 horas tendrán como mínimo cuatro efectivos. Lo mismo ocurrirá, de 6 a 21, en los vehículos que atraviesan "zonas de alto riesgo".

A su vez, la Cámara se comprometió a reducir la asistencia de público cuando se retira la recaudación de los locales de Pago Fácil, según informó el gremio.El titular del sindicato de los camioneros, Pablo Moyano, informó anoche que el paro de los transportistas de caudales "fue suspendido" por 30 días "hasta tanto se acuerde con las empresas implementar mayores medidas de seguridad".

Paralelamente, Moyano aseguró que en los próximos días representantes del sindicato y de los bancos se reunirán con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, para evaluar otras medidas. "A partir de este momento se empieza a normalizar la actividad", dijo Moyano, durante una breve conferencia en la sede del sindicato, en San José al 1700.

Los camioneros habían iniciado la huelga ayer a las 20, luego que asaltantes asesinaran en Lomas de Zamora a uno de sus compañeros, el portavalores Jorge Ernesto Carbajal, de 51 años, e hirieran a otro, Sabino Alvino, de 67, quien hoy seguía internado en grave estado en el Hospital Español de esta capital.

Cerca de un millar de trabajadores del sector de esta capital y el conurbano cumplieron el paro total, al igual que otros dos millares en todo el país, según aseguró Moyano.

En tanto, voceros de la red de cajeros Banelco indicaron que hasta este mediodía el abastecimiento de dinero en sus equipos fue "normal" porque se había cargado el dinero, como es habitual, ayer entre las 15 y las 16, pero estimaron que a partir de esta tarde y noche se notaría la falta de fondos en los cajeros porque no se haría la carga de ese horario.

Como consecuencia de la medida, parte del plantel de docentes bonaerenses no pudo ayer cobrar sus sueldos y la medida también afectó a los empleados administrativos de la Dirección General de Escuelas y Cultura provincia. Las mayores dificultades se registraron en distritos del conurbano donde muchos maestros no han podido percibir sus asignaciones. En ese contexto, el Banco Central informó que hasta las 17.30 solamente dos entidades financieras habían solicitado asistencia a la autoridad monetaria para transportar dinero, destinados a abastecer sus cajeros automáticos. (DyN)


Comentarios


Tras promesas, el sindicato de camioneros levantó el paro