Trastornos Obsesivos Compulsivos: cómo tratarlos

Una buena socialización de nuestros amigos perrunos evitará patologías en su conducta en la cotidianeidad. Un educador canino nos recomienda usos y actividades saludables.

Socializar y compartir actividades con otros perros es una manera de educación saludable.

Socializar y compartir actividades con otros perros es una manera de educación saludable.

¿Qué más sabemos acerca de los Trastornos Obsesivos Compulsivos en los perros? “Sabemos que es un comportamiento repetitivo y afuncional que se presenta en situaciones dónde hay mucha ansiedad”, explica Martín Britez educador canino, de Las Grutas, al ser consultado por Río Negro.


Estas conductas determinadas suelen darse antes de salir a pasear, ante visitas a la casa, de los mismos dueños, en fiestas navideñas, etc. Mayormente cuando se habla de un perro con TOC se observa el tipo de patología o trastorno para empezar el tratamiento en forma conjunta con el veterinario para un mejor diagnóstico. Según Britez, la función del adiestrador en estos casos es acompañar el tratamiento médico del veterinario, con corrección de conductas, implementando la desensibilización contra condicionamientos -solicitando a los responsables del animal a realizar ejercicios físicos, juegos y el aprendizaje de obediencias básicas. “Siempre para estos casos, se debe realizar un plan de trabajo enfocado a la reducción del estrés y es fundamental determinar el causante del mismo”, indica el experto y agrega “los tratamientos de esta patología no son de corto plazo, dependiendo de cada uno”.

Morderse sistemáticamente es una conducta de TOC.


Los síntomas de TOC se da más en los cachorros y por lo general es a causa de tenerlos encerrado en un patio, sin actividad, ni socialización, comenta Britez y afirma que los estados de ansiedad son generados por el humano y “el error más común que se comete es evitar que interactúen con otros perros y personas- como sucede en el paseo, que se lleva al perro por lugares alejados para evitar conflictos. De esta manera el animal gasta energía, se satura de enriquecimiento ambiental, pero no corrige su problema en la mente, porque no interactúa con otros animales ni personas”, acota Britez.

La función de la obediencia básica es fundamental porque se trabaja el contracondicionamiento, es decir, “enseñar a sentarse y echarse es importante, porque cuando comienza con conductas de trastornos, lo contracondicionamos de inmediato haciendo que se siente y luego que se eche. De esta manera se ayuda a bajar la ansiedad”, explica el experto. El perro tiene que estar relacionado con nosotros, tener una actividad física y aplacarlo si está muy excitado, antes de salir. El propietario debe estar relacionado con su animal, concluye Britez.


Síntomas de TOC para no dejar pasar

Trastornos obsesivos compulsivos-conductas y síntomas: dar vueltas, morderse la cola, dermatitis acral por lamido (DAL), heridas y llagas, principalmente en las patas y en la cola, morder o lamer las llagas y heridas, ladrar, olfatear, lamerse, morderse, perseguirse la cola, excavar, montar o rascarse excesivamente,
Se da más en cachorros porque no tienen una relación ambiental o social, con otros animales. Por ejemplo, cuando está por varios meses encerrado en un patio sin socializar con otros perros ni personas.
En perros adultos se da un TOC agresivo a veces, usar un bozal para recorrer lugares concurridos de gente y otros perros.
Es necesaria la socialización controlada, sin excitación antes de salir a pasear.
Corregir las malas conductas sin castigar. El dueño debe aprender a manejar a su perro poniendo límites sin castigar e interactuar con él premiando la obediencia.
Todo ejercicio se inicia en casa. Es imprescindible que el dueño aprenda a entender al animal y enseñar las obediencias básicas para saber controlar y manejar la conducta de su perro.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Temas

Mascotas

Comentarios


Trastornos Obsesivos Compulsivos: cómo tratarlos