Tres días de careos por el caso Neumann



#

El crimen ocurrió en el centro de El Bolsón, frente a la casa del médico policial.

EL BOLSÓN (AEB).- El juez Ricardo Calcagno se instalará la próxima semana en esta localidad para producir nuevas pruebas en torno del asesinato del médico policial Guillermo Neumann. Según se adelantó, la presencia del funcionario judicial será durante los días 8, 9 y 10 de junio e incluirá un careo entre testigos del hecho ocurrido en la noche del 26 de marzo último en pleno centro de El Bolsón. En el marco de la causa ya se citó a declarar al jefe de la División Canes del Departamento de Criminalística de la Policía de Río Negro, quien dio testimonio el viernes pasado en los tribunales de Bariloche sobre los detalles del rastreo que hicieron los dos perros utilizados por una Brigada de Investigación, los que -cabe recordar- llegaron rápidamente hasta la casa de uno de los involucrados, ubicada en el barrio IPPV y a unas 30 cuadras del escenario del crimen. Asimismo, el magistrado tomaría una nueva declaración a la esposa del facultativo asesinado y a vecinos de los dos jóvenes involucrados, quienes estuvieron varios días en la alcaidía de Bariloche hasta que se decretó su libertad por “falta de mérito”. En esa instancia, Víctor Hugo Maximino, abogado defensor de Ricardo Arriagada (sospechado desde el comienzo como supuesto autor material del disparo fatal), podrá formular preguntas a los citados. Voceros cercanos a la causa estimaron que las nuevas declaraciones “serán fundamentales para el avance del caso y quizás nos den alguna pista sobre el móvil del crimen que, hasta ahora, no sale de las especulaciones e hipótesis”. A mediados de abril, el mismo juez Calcagno resolvió que por las “fallas en la investigación realizada por la Policía de Río Negro” correspondía ordenar la liberación de los dos detenidos. Otro punto en discusión sigue en torno de la prueba sobre el arma utilizada, un pistolón de dos caños que se desarmó dentro del auto de Neumann luego del único disparo que realizó el asesino. En el expediente se detalla que “los rastros levantados (por Criminalística) en el arma secuestrada no han resultado aptos para su análisis”. También habría diferencias en la numeración enviada al Renar para su cotejo. Por otra parte, se alude a los “informes contradictorios entre el Gabinete de Criminalística y de Toxicomanía”. Neumann, cabe recordar, fue asesinado de un disparo a las 21 del viernes 26 de marzo, en el estacionamiento de su casa y en presencia de sus dos hijitas. Al decretar la falta de mérito de los detenidos, el magistrado había subrayado “la no coincidencia de los cotejos dactilares con los imputados y en el resultado negativo de las huellas de parafina”. Al conocerse la noticia de las liberaciones hubo sorpresa en los ámbitos vinculados a la investigación y en los allegados al médico. Es que a las pocas horas de su muerte, tanto funcionarios de gobierno como policiales dieron prácticamente por esclarecido el caso. Incluso, el propio ministro de Gobierno, Diego Larreguy, llegó hasta El Bolsón durante las exequias “para despedir a un compañero” y felicitó a la policía “por el trabajo que hicieron”.


Comentarios


Tres días de careos por el caso Neumann