Tres policías de Neuquén oficiaron de parteros en una casa de Valentina Sur

Encontraron a una mujer en el baño que tenía entre sus brazos a su bebé recién nacida.





A las 2 de la mañana del sábado la Policía de Neuquén recibió uno de esos llamados de auxilio que suelen ser atendidos por el servicio de emergencias de salud. La emergencia no dio tempo a otra opción, los oficiales Néstor Monsalve, Luciano Alarcón y Daiana Páez fueron hasta una casa situada en el barrio Valentina Sur. Los últimos ingresaron y en el baño encontraron a una mujer que sostenía en sus manos a una bebé recién nacida.

Sin dudarlo, Páez tomó a la pequeña. “Veo a su mamá trato de calmarla, agarro entre mis brazos a la babé, pido toallas para poder secarla”, detalló Páez. Alarcón acercó la ropa blanca, se colocó guantes de látex y -con otro protector de manos- hizo un nudo sobre el cordón umbilical. Con una tijera esterilizada con alcohol realizó el corte del hilo que alimentaba a la recién nacida mientras estaba en la panza de su madre.

“Una vez que pudimos cortar el cordón con mi compañero, acobijo al bebé y me retiro a una parte más cálida de la casa a la espera de la ambulancia”, dijo Páez.

Monsalve se encargó de orientar a la ambulancia que se dirigía a la vivienda. Cuando llegó el móvil, la oficial señaló: “Los médicos me solicitan que los acompañe junto a la bebé para darle calor mientras ellos atendían a su mamá”.

La bebé y la madre fueron trasladadas a un centro de salud,  y se encuentran en buen estado de salud.

Los tres uniformados que prestan tareas en la Comisaría 44 fueron convocados a la Jefatura de la calle Richieri donde describieron el extraordinario procedimiento.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Tres policías de Neuquén oficiaron de parteros en una casa de Valentina Sur