Tres series de Netflix para ver este fin de semana

"Bird Box"

Angustia, desesperación, una vida a tientas, un espacio en el que parece que no pasa nunca el tiempo… una amenaza parece invadir el mundo y las personas de pronto comienzan a chocar, a golpearse la cabeza, a lastimarse, a enloquecer. Las criaturas que irrumpen en la Tierra se convierten en los peores miedos de las personas cuando son observadas y tienen un comportamiento propenso al suicidio y la autolesión.

La historia comienza cuando Malorie, una mujer embarazada, acude a un hospital junto a su hermana Jess, donde se dan cuenta de que la amenaza se convierte en un riesgo que hasta entonces azotaba a Europa y ya se encuentra en Norteamérica. Ambas buscan refugio, pero en el camino Jess resulta “contaminada” y estrella su vehículo y se suicida.

Malorie logra refugiarse con otras personas en la casa de un vecino y así empiezan a vivir situaciones para tratar de sobrevivir y salvar sus vidas. El virus no afecta a ciertas personas desquiciadas, quienes desean que todos miren dichas criaturas abominables.

Dirigida por Susanne Bier, esta historia está protagonizada por la mega ganadora Sandra Bullock quien demuestra, una vez más, que puede protagonizar historias más sólidas. “Bird Box: A ciegas” nos conduce a un rio que resulta inquietante, angustiante, desesperante, un caudal en el que el público tiene que hacer equilibrio para no caer. Nos transmite que estamos en esa situación, aterrados y sofocados. Una vez más Bullock logra transmitir lo importante: en una hora y media.

La directora de esta historia reúne diferentes talentos actorales en cada etapa del relato. Hay que poder contar una historia arriba de un bote y mantener la mirada y el compromiso de la audiencia durante todos esos minutos… No vamos a spoilear el final. La podés buscar en Netflix.

"Guilt"

“Guilt” es una serie estadunidense de diez episodios de sesenta minutos. Es un thriller que narra el asesinato de la joven Molly Ryan (Rebekah Wainwright). Un implicado equipo de detectives, un abanico de posibles culpables y un hermano que busca venganza, son los ingredientes de esta historia enmarcada en el espectacular escenario que ofrece la ciudad de Londres.

Molly Ryan, una joven estudiante, es asesinada en su depto durante una noche de fiesta. Evento en el que no faltan el alcohol o las drogas, ni un desproporcionado número de invitados. El cadáver lo descubren sus compañeras de piso, Grace (Daisy Head) y Roz (Simona Brown). En poco tiempo, con pocas pinceladas, Grace se convierte en principal sospechosa del crimen junto con su pareja, Luc (Zachary Fall), un estudiante de bellas artes francés que parece esconder algunos secretos.

Grace se pone así en contacto con su hermana abogada, Natalie (Emily Tremaine), quien deja todo en Boston para hacerse cargo de Grace y buscarle una buena defensa para garantizar su inocencia. Por mediación de su padrastro entra en acción el excéntrico Stan Gutterie (Billy Zane), un curioso abogado exiliado. Grace se siente acorralada sin alcanzar a comprender, todavía, la magnitud de lo que sucedió ni sus implicancias.

La propuesta está dirigida por Gary Fleder, Larry Shaw y Mairzee Almas. Es inquietante y un policial sanguinario. Los excesos de todo tipo están presentes, las luces e intrigas que podemos encontrar en una ciudad como Londres, nos ocupan con un escenario fascinante. La podés encontrar en Netflix.

"Case"

Estamos hablando de un thriller de misterio, drama, drogas, proxenetismo, trata de personas y violencia psicológica realizada en Islandia en 2015, creado por Þorleifur Örn Arnarsson, Sigurjón Kjartansson y Andri Óttarsson. Disponible en Netflix.

Una investigadora desalineada, fuera de forma, insistidora, inteligente, curiosa, amorosa a su manera, fuerte en un mundo de hombres; la historia que en un principio se limita a una sencilla investigación policíaca cuando una adolescente bailarina aparece colgada de una viga en un teatro islandés, lo que lleva a los investigadores a deducir rápidamente que la chica con una vida normal y en cierta forma alegre se suicidó. La única que no parece convencida del todo con la solución simplista es la inspectora de policía Gabriela (Steinunn Olina Thorsdeindóttir), nuestra preferida quien insiste en investigar más. Sin saber bien por qué tiene un mal presentimiento acerca de la muerte de la joven.

"Case": misterio, drogas y proxenetismo hacen un cóctel explosivo.

Gracias a ella la trama se empieza a desentramar. Aparecen así los diferentes intereses de cada parte. La detective pronto averigua que se trata de una joven que es hija adoptiva. Sus padres biológicos un par de drogadictos que fueron vetados de ver a su hija por sus adicciones, pero se les permitió mantener a la hija mayor, sufren la pérdida de la joven a la que no han visto en años de la misma forma que los padres adoptivos quienes educaron a la joven, o al menos eso parece. La hija mayor Hanna (Birna Run Eiriksdóttir) es también adicta, pero además es víctima de otros problemas aún más graves.

Se suma tambien un oscuro personaje: Logi (Magnús Jónsson), un ex abogado, alcohólico y dispuesto hacer investigaciones ilegales para ayudar a que se cumpla la ley. Su pareja sentimental y en negocios, es una hacker que se llama Ilmur (Elma Stefania Áugústdóttir), quien sospecha que Logi es infiel en especial con su antiguo amor Brynhildur (Jóhanna Vigdís Arnadóttir), una abogada de causas familiares que trabaja en un importante bufete que dirige Benedikt (Arnar Jónsson), un poderoso y prestigioso litigante de edad.

Además de haber también un proxeneta, un ambicioso maestro de ballet que obliga a las estudiantes a tomar sustancias prohibidas y analgésicos, mafiosos y el compañero policía de Gabriela, ingredientes que ayudan al ir y venir de la trama mostrándonos la complejidad del escenario donde se desarrolla la historia y lo complejo de los involucrados y de la historia en sí.

CASE trailer (01:53 sec) - Distributed by Red Arrow from Sagafilm Productions on Vimeo.

Está claro que adoramos y bancamos mucho a Gabriela, sobre todo por su look relajado y por su falta de sex appeal (resulta para nosotros igualmente interesante y poderosa). La historia no tiene que ver con la estética de Hollywood por que maneja otros tiempos, puede resultar lenta y densa pero igualmente fascinante.

Como nos acostumbraron los productores y escritores escandinavos tiene una serie de vueltas de tuerca que nos llevan del presunto suicidio de una adolescente al más lucrativo de los negocios del crimen organizado en la actualidad: la trata de personas. Notamos cómo se tejen redes entre los diferentes personajes de la serie, vidas que se entrecruzan, que ocultan relaciones escondidas entre los personajes más opuestos. En una clásica trama de poder y corrupción, los depredadores de la serie se esconden.


Comentarios


Tres series de Netflix para ver este fin de semana