Un Día del Estudiante sin asados ni campamentos cerca de los ríos

La pandemia por el coronavirus reformuló las tradicionales juntadas del 21 de septiembre. Los municipios implementaron fuertes controles para evitar el aglomeramiento. Plottier repartió mates, barbijos y alcohol en gel.





El 21 de septiembre es un día muy particular para todo adolescente: es el Día de la Primavera, pero también es el Día del Estudiante. Los campamentos y los viajes relámpagos, este año, fueron imposibles ya que en todos los puntos turísticos cercanos a las ciudades los controles se hicieron notar. Pero nada impidió los picnic y las rondas de amigos, ni siquiera el temor de contagiarse del coronavirus.


En Neuquén se restringió el acceso vehicular a los parques, paseos y la costa del río, pero caminando o en bicicleta no había ninguna restricción para ingresar. Eso sí, se les tomaba la temperatura y se les desinfectaban las manos.


Las rondas de hasta 10 adolescentes, con barbijo y distancia social, recibieron el visto bueno de la municipalidad en cualquiera de sus espacios verdes. No estuvo permitido compartir mate o bebidas y se les autorizó la permanencia por un tiempo definido. Lo cierto es que no fue posible disponer de un agente por grupo, y los adolescentes, a veces, gustan de romper cualquier norma.


Desde la mañana y hasta las 20 de ayer, unos 200 agentes municipales supervisaron las reuniones de chicas y chicos en las plazas y parques más concurridos de la ciudad de Neuquén, pero se insistió en que siempre está “la plaza de la vuelta”, la del barrio.


Pero no sólo los adolescentes salieron a festejar, también lo hicieron familias con niños y niñas, y hasta adultos mayores, que aprovecharon el gran día primaveral para tomar aire y sol.


Los estudiantes de San Martín de los Andes tampoco pudieron festejar su día como lo habían planificado. El municipio resolvió cerrar plazas y playas, debido a un aumento de los casos de coronavirus. Se suspendieron las reuniones sociales y familiares n viviendas particulares o quinchos, por lo que los chicos tampoco podrán juntarse de a grupos pequeños.
Pero además muchos querrán celebrar al aire libre, aprovechando espacios verdes, verse con sus amigos y compañeros. No se les va a impedir, pero sí exigir responsabilidad.


La intendenta de Plottier, Gloria Ruíz también tomó medidas para prevenir la expansión de los contagios en el día de la primavera. Los equipos de trabajadores municipales salieron a la calle para concientizar a los chicos sobre la importancia de mantener el distanciamiento social, el uso de barbijo y no compartir mates ni botellas. “Compartir aunque sea amigable, hoy es un peligro extremo”. comentó en un comunicado oficial que se difundió por el Facebook del municipio.


En vez de salir a sancionar los estudiantes, Plottier resolvió enviar a agentes municipales a recorrer plazas, parques y costa del río para charlar con los chicos y concientizarlos sobre ésta pandemia.


A quienes se convocaron en los espacios públicos, se les obsequió mates, alcohol en gel y barbijos. La disposición de la municipalidad fue que se podían juntar en lugares abiertos grupos pero de hasta 10 integrantes, manteniendo el distanciamiento social.

En Roca, las tradicionales concentraciones en el canalito se vieron en menor medida. Sin embargo el punto de circulación fue el Canal Grande, donde muchos asistieron para trotar y caminar temprano bajo la mirada de personal policial.

En los lugares tradicionales para celebrar el día del estudiante con campamentos, todos los espacios fueron cerrados para evitar el aglomeramiento de personas.


Comentarios


Un Día del Estudiante sin asados ni campamentos cerca de los ríos