Un empresario y su esposa fueron víctimas de tres hechos en cuatro días



BUENOS AIRES (Télam)- Un empresario metalúrgico fue baleado cuando llegaba con su esposa a su casa de la localidad bonaerense de Adrogué, en lo que denunciaron como un intento de secuestro, que se sumó a otros dos hechos delictivos que sufrieron en un lapso de cuatro días.

La mujer del matrimonio, Betina Angelakis, relató a Télam la odisea que comen-zó a vivir junto a su esposo, el empresario Alejandro Bruna, el 30 de mayo y que se extendió hasta el viernes, en tres diferentes episodios que, consideró, están "directamente dirigidos" a ellos.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que dos de los hechos son investigados por la Unidad Funcional de Instrucción 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Daniel Gualtieri, tras la denuncia policial que las víctimas radicaron en la seccional primera de Almirante Brown.

La seguidilla de asaltos se inició, según contó la mujer, a las 20.30 del domingo 30 de mayo, cuando su esposo regresaba a bordo de un Citröen C3 a su casa de Policastro al 200, en Adrogué. En esas circunstancias, el empresario, que posee una firma que comercializa metales no ferrosos, fue interceptado por dos delincuentes que quisieron robarle el auto y la billetera, aunque Bruna se resistió a los gritos.

Siempre según el relato de su esposa, los asaltantes escaparon cuando vieron a su marido caer accidentalmente al piso y no llegaron a concretar el robo.

Cuatro días después, el jueves 3 a la noche, dos ladrones ingresaron a la casa de la pareja por un balcón y accedieron al dormitorio matrimonial, situado en la primera planta, de donde robaron un sobre que contenía dos mil dólares.

Al momento de ese robo, ni Angelakis ni su esposo e hijos estaban en la casa, aunque sí hubo testigos del hecho que aportaron datos a las víctimas.

El caso, caratulado como hurto calificado, es investigado por la UFI 2 de Lomas de Zamora, confirmaron los voceros judiciales consultados.

Habían pasado pocas horas de ese hecho, cuando el matrimonio regresaba a su casa a bordo de una camioneta Toyota Hilux y vio que un auto sospechoso comenzaba a acercarse.

El empresario optó por comenzar a andar marcha atrás, momento en que dos hombres se bajaron del otro auto y se acercaron en forma amenazante, relató la mujer. En ese momento, Bruna aceleró para escapar, chocó contra el auto estacionado de un vecino y emprendió la huida de los desconocidos por el boulevard Shopping, mientras era seguido a los tiros por los desconocidos.

Uno de los balazos impactó en el parabrisas de la camioneta, mientras que otro se incrustó en el codo de Bruna. El empresario herido siguió manejando hasta cercanías de un bingo situado sobre la avenida Hipólito Yrigoyen, donde pidió auxilio, mientras que los agresores huyeron.


Comentarios


Un empresario y su esposa fueron víctimas de tres hechos en cuatro días