Un histórico final para la edición 44 de la Regata del Río Negro

Rodrigo y Mauro Caffa ganaron el sexto parcial que terminó en San Javier. Este sábado se define en Viedma, con tres botes en una dura batalla por la gloria.



Como en el resto de las etapas, el final de la sexta fue muy apretado. Foto: Marcelo Ochoa

Como en el resto de las etapas, el final de la sexta fue muy apretado. Foto: Marcelo Ochoa

Los hermanos Rodrigo y Mauro Caffa se quedaron con el triunfo en el sexto parcial de la competencia que ayer unió el establecimiento rural de la familia Querejeta con el balneario municipal de San Javier, con el viento como principal protagonista. Detrás, muy juntos, Néstor y Damián Pinta y Julián Algañaraz y Marcos Figueroa se sacaron chispas.

En tiempo para los ganadores fue de 2 horas 18 minutos 43 segundos y 39 centésimas y los tres botes que están en la pelea desde el inicio en Senillosa apenas estuvieron separados por 64 centésimas.

Hoy, a partir de las 14.30, se pondrá en marcha el último tramo que unirá San Javier con el Paseo de los Palistas en la capial rionegrina y se espera una épica lucha porque los representantes del club Náutico Piedra Buena le llevan sólo 1 segundo 58/00 a sus rivales de la Escuela Municipal de Patagones y los entrerrianos darán pelea porque están a 47s. 02/00 en la clasificación general luego de los seis tramos disputados.

La lucha es sin cuartel, los seis palistas involucrados bajaron de sus botes con caras de pocos amigos a la llegada en el paraje rural. Los Pinta, padre e hijo, porque dan batalla solos, sus rivales trabajan más en equipo pero no lograron sacar diferencias que les permita afrontar el último esfuerzo con un poco más de tranquilidad. El tramo fue agotador y con algunos roces en el agua.

El duelo en la punta

1 seg. 58/00
Es la diferencia en la clasificación general entre las dos duplas que pelean por la victoria en la categoría principal. El tercer binomio está a 47s. 02/00.

En el resto de las categorías centrales no hubo grandes diferencias. Hugo Ortega y Mauro Rodríguez dominan entre los Máster “A” y son protagonistas también con el cuarto puesto en la general, mientras que las Damas prometen una gran definición porque el último parcial fue para la española Aurora Figueras Palomeras por casi un bote de diferencia sobre Cecilia Collueque pero la roquense mantiene una ventaja de 57 centésimas en la general.

En los K2 las victorias de etapas se completaron con Lucas Cepeda-Martín Fuentes (Ceppron), en juveniles, pero en la general mandan Matías Jaramillo-Julián Payalef (La Ribera); Pablo Boisselier-Elio Rivas (EMP-Quimey), en Máster B; y Valentina Kees-Giuliano Bruno (Huilliches), en Mixto.

El español Wálter Bouzan ganó nuevamente la etapa en K1 Seniors. Foto: Marcelo Ochoa

En singles el español Wálter Bouzan (Piragüismo Sella) ganó entre los Seniors y aumentó la diferencia sobre Maximiliano Domínguez (EMP), que ahora es de 53 segundos y 76/00; Armando Barrios (Ceppron) se impuso en Máster A, aunque Miguel Gutierrez (Huilliches) se mantiene al frente en la general; y Carlos Escobar (Camwy Kayak) festejó en Máster B.

En los botes Travesía los ganadores del parcial fueron: José Huenalaf-Emanuel Gatica (Monguen Kawen) en A, Javier y Gustavo Rodríguez (Piedra Buena) en B, Fabián Orellana-Fernando Allende (Asociación Italiana) en C, Roberto Bustos-Nélson Vega (Escuela Municipal de Cervantes) en D, Claudia Aguiar-Lorena Turano (Rowing Club) en Damas, Federico Demasi-Sandra Jara (Fortín Conesa) en Mixto A, Marco Prúccoli-Andrea Orellana (Asociación La Ribera) en B y Andrés Busnadiego-María Anduelo (EMP) en C, categoría que tiene a Ricardo Ovejero-Analía Castro (club Del Porgreso) como líderes en la general.

Por último, en los K1 520 ganaron Fabián Nicolas (Canotaje Carhue) en Caballeros y María Barretto (Estudiantes de Olavarría) en Damas.

Ortega-Rodríguez, de gran trabajo. Son cuartos en la general. Foto: Marcelo Ochoa

El esfuerzo final

Los últimos 30 kilómetros de recorrido demandarán 1 hora y 50 minutos, aproximadamente, para las primeras embarcaciones, y el retome será clave.

Tras pasar por debajo del “puente nuevo” los palistas navegarán unos 1.000 metros por el centro del río y deberán retomar los últimos 700 metros en la boya ubicada en la zona del viejo muelle de la calle Colón.

Con diferencias tan apretadas el tramo entre el muelle de lanchas y el punto culminante serán algo más de tres minutos electrizantes en varias categorías.


Comentarios


Un histórico final para la edición 44 de la Regata del Río Negro