Un joven baleado y centenares de detenidos tras protestas en Brasil

Los manifestantes fueron reprimidos con balas de goma y gas pimienta. Piden mejoras en los sistemas de salud y educación y repudian los gastos excesivos destinados al torneo.



#

Foto archivo DPA

MUNDIAL DE FÚTBOL

Un joven de 22 años estaba grave hoy tras haber recibido anoche dos disparos de la policía en San Pablo, en una de las protestas que se realizaron en varias de las ciudades de Brasil que en junio serán sedes del mundial de fútbol para oponerse a la realización de esa competencia.

Por el mismo motivo la policía detuvo a 128 personas que recuperaron la libertad esta mañana, informó en su sitio web el diario O Estado de Sao Paulo y reprodujo la agencia de noticias DPA.

Asimismo, en Natal, capital del estado Rio Grande do Norte, la policía capturó a 17 personas, argumentando que intentaban dañar el estadio Arena das Dunas, inaugurado hace pocos días, reportó la agencia ANSA.

El muchacho baleado recibió un disparo en el tórax, que le ocasionó una hemorragia interna, y otro en el pene, por lo que tuvieron que extirparle un testículo, y permanecía esta tarde en terapia intensiva, informaron médicos del hospital donde lo atendieron.

Versiones policiales citadas por esos medios sostienen que el muchacho quiso atacar con una navaja a dos efectivos, que llevaba una bomba molotov en su mochila y que un hombre que lo acompañaba logró huir.

La Secretaría de Seguridad Pública de San Pablo afirmó que el joven y su compañero fueron identificados como integrantes del grupo anarquista Blac Bloc y participaron enmascarados de la manifestación que congregó a unas 2.500 personas.

“Según lo que me fue relatado, efectivamente, la policía actuó con absoluto exceso y despropósito en la situación”, se quejó el defensor público Carlos Weis, quien trabaja en el Núcleo de Derechos Humanos de la Defensoría Pública, organismo que promoverá un proceso administrativo para que se investigue la acción policial.

La protesta transcurrió en forma pacífica durante las primeras horas, pero luego algunos integrantes del grupo anarquista realizaron actos de vandalismo, dañaron varias sucursales bancarias, incendiaron un automóvil y arrojaron bombas molotov contra los agentes.

Por otra parte, hubo manifestaciones contra el mundial de fútbol también en Río de Janeiro, Belo Horizonte, Fortaleza, Recife y Vitória, entre otras ciudades. En algunas de ellas la policía reprimió con balas de goma y gas pimienta.

Télam.-


Comentarios


Un joven baleado y centenares de detenidos tras protestas en Brasil