Un nuevo pico de casos de coronavirus preocupa en Bariloche

Cierta despreocupación social disparó la duplicación de los contagios en la ciudad más poblada de la provincia. Desde Salud piden no relajarse en el distanciamiento.





Bariloche tuvo ayer el día con mayor cantidad de contagios desde el inicio de la pandemia. Archivo

Bariloche tuvo ayer el día con mayor cantidad de contagios desde el inicio de la pandemia. Archivo

Los informes diarios sobre contagios de covid volvieron a encender esta semana las alarmas en Bariloche, donde el promedio de casos se duplicó en relación a la semana anterior y los especialistas llamaron a no relajar las medidas de prevención.

Esta semana Bariloche registró dos días con más de 80 testeos positivos de coronavirus, cuando llevaba casi un mes con cifras bastante inferiores. El promedio entre lunes y jueves fue de 62 casos diarios, cuando la semana anterior la media había sido de 37.

Igual está lejos todavía de los números récord de comienzos de agosto, cuando hubo jornadas con 120 contagios. En total Bariloche acumula desde el comienzo de la pandemia 1.940 casos de covid. La cantidad de muertes, sin embargo, se mantiene con pocos cambios (33 hasta ayer) y la ocupación de la terapia intensiva no supera el 70% y se mantiene bajo control.

Los pacientes activos –otro indicador clave que siguen los epidemiólogos– crecieron de 250 a 381 en menos de una semana.

El jefe del Departamento de Actividades Programadas del hospital Ramón Carrillo, Víctor Parodi, dijo que el pico de estos días responde a la dificultad para lograr que la gente cumpla con las recomendaciones y especialmente evite las reuniones y fiestas.

Más allá de esperar la vacuna o de lo que escuchen sobre el ibuprofeno en spray, la única medida efectiva es el autocuidado”.

Víctor Parodi, jefe de Actividades Programadas del hospital Carrillo.

Uno entiende el agotamiento, el cansancio –dijo Parodi–, pero estos números son sin duda producto de las reuniones”.

Señaló que en los registros de los últimos días se destaca “un aumento de la positividad”, al punto de que ocho de cada diez pacientes testeados presentan contagio del virus, cuando el número de positivos hasta la semana anterior estaba en 20 ó 25%.

La multiplicación de casos sobrecarga el sistema de salud, que debe ocuparse no solo de brindar atención a los pacientes sintomáticos sino a realizar el seguimiento de los llamados “contactos estrechos”, entre los que figuran convivientes, allegados y compañeros de trabajo. O de reuniones sociales. Según Parodi, ayer la cantidad de “contactos” bajo control rondaba las 1.200 personas.

Dijo que el cuadro actual en la ciudad sigue con características de “circulación comunitaria” del virus, al punto de que en más del 60% de los positivos es imposible determinar la fuente del contagio, cuando en marzo y abril se definía el origen con exactitud en la gran mayoría de los casos.

“Las estrategias sanitarias en una pandemia son relativas según los momentos –dijo Parodi–. Lo que debe entender la gente es que más allá de esperar la vacuna o de lo que escuchen decir sobre el ibuprofeno en spray, la única medida efectiva es el autocuidado, y cuidar al otro. Y vemos que un alto porcentaje no lo hace”.

Según el médico, “el único tratamiento disponible es la prevención, y cuidar especialmente a los jóvenes, que es la forma de preservar a la franja de mayor edad”.


Comentarios


Un nuevo pico de casos de coronavirus preocupa en Bariloche