Un Sapag endurecido copó el acto del aniversario

Opacó a Quiroga y volvió a advertir a los gremios.



#

Alentado por una nutrida barra de activistas, que casi no dejaron hablar al intendente, el gobernador dio un discurso de casi una hora.

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- Lo que había prometido convertirse en un punto de inflexión para que los dos aspirantes a la gobernación en el 2015 muestren sus divergencias, se transformó en un solapado intercambio de elogios que esquivó los temas espinosos. El gobernador Jorge Sapag y el intendente Horacio Quiroga compartieron un desprolijo acto protocolar en ocasión de 108 aniversario de la capitalidad de la ciudad de Neuquén (ver más información en página 24), en la plazoleta ubicada en la avenida Argentina frente al municipio, espacio que fue ocupado por una multitud de militantes identificados con la agrupación Más por Neuquén del MPN con 25 banderas azules que alentaban la re reelección de Sapag.

En un espacio muy reducido en medio de los militantes del MPN, el gobernador y el intendente ofrecieron sus discursos que se propalaron por altoparlantes pero sus figuras no eran visibles dado que no hubo palco.

Quiroga que habló 17 minutos agradeció la visita del gobernador, dijo que las finanzas municipales “gozan de buena salud”, prometió un plan de obras públicas de 600 millones de pesos en cuatro años, y se dio el lujo de cuestionar al gobierno nacional cuando mencionó que “se cumple con la ley del gallinero” porque coparticipa el 25% de los ingresos cuando debería distribuir el 34%. Confesó que personalmente podía dar fe del esfuerzo de Sapag en pelear por un mejor precio del gas e indicó que “tenemos un disenso dentro del respeto institucional”.

Sapag habló durante casi una hora y resumió al detalle las obras, inversiones y logros atribuibles al gobierno provincial en la ciudad de Neuquén, no se refirió al punto de la coparticipación federal, hizo mención al déficit de 1.000 millones que va a tener su administración este año, y dedicó un párrafo a los gremios estatales. Dijo que se iban a acelerar los sumarios administrativos para aquellos empleados que cortan las rutas o que atentan contra edificios públicos como ocurrió el martes en Desarrollo Social e indicó que “la estabilidad del empleado público no es derecho absoluto” y advirtió que en caso de comprobar “que cometen un delito como cortar una ruta, podrían perder la estabilidad”.

El gobernador fue aplaudido con vehemencia cuando, al promediar su discurso, sostuvo que “tenemos muchas obras que no las inauguramos con actos, porque a la gente no le interesa que la inauguremos sino que se hagan”, en una forma velada de enrostrarle al jefe comunal su actitud de sobreexposición de logros municipales.

Además de los banderas azules organizadas por Claudio Domínguez, se observó la presencia de carteles de los concejales del MPN de Centenario y de la cooperativa 127 hectáreas.

Sapag: No podemos permitir la violencia

El color de un acto con fuerte presencia militante

Quiroga también condenó los cortes


Comentarios


Un Sapag endurecido copó el acto del aniversario