Una colonia con aire alpino
a pasitos de Bariloche





Un pequeño poblado a 25 kilómetros del centro de Bariloche sostiene las tradiciones que supieron instaurar los colonos suizos que llegaron a la región a comienzos del siglo pasado. En ese lugar el tiempo se detiene. La pausa es obligatoria para todos los visitantes que disfrutan a cada paso del centro cultural y gastronómico que se ubica en Circuito Chico.

El entorno natural es el primer atractivo al alcance de la mano. Los dos caminos de ingreso guardan la nostalgia de quienes eligieron esa zona para no extrañar las villas que se emplazan al pie de los Alpes.

Uno de esos recorridos se realiza a través de la Ruta Provincial 79 que se despega de la Av. Bustillo, que bordea el Nahuel Huapi, y se interna por caminos de tierra y ripio hasta encontrarse con el cerro Goye. Desde allí serán tres kilómetros de un sendero montañoso que permitirá apreciar el lago Moreno tal como lo hicieron los primeros pobladores.

El encanto de Colonia Suiza está garantizado por su feria regional, sus playas de aguas calmas y los senderos de montaña que llevan hasta los refugios del cerro López, Laguna Negra y Jacob, que pueden demandar hasta seis horas de caminata.

La feria

Alrededor de 300 personas habitan la Colonia. Muchas de esas familias exponen sus productos o recetas en la feria regional que alberga unos 40 puestos. Licores artesanales, chocolates, bijouterie, macramé, indumentaria, cosmética, cueros, y juguetes para chicos son algunos de los artículos para atesorar.

En el centro se ubica el patio de comidas. La oferta gastronómica contempla truchas, arepas colombianas, hamburguesas veganas y tortas dulces.

“Nosotras decimos que esto es Colombia Suiza”, dice con tonada caribeña Valentina. Hace algunos años llegó a Bariloche para conocer la Patagonia y decidió quedarse. Ahora, junto a su hermana Paola, le ponen un toque de distinción: “Es muy chévere”, repite antes de volver a subir el volumen de la radio.

Sabores de la tierra

La estrella de cada fin de semana es el curanto. Es tal su importancia que amerita una fiesta nacional cada año. Los Nielsen y los Goye comparten los secretos que sus ancestros trajeron desde el sur de Chile.

“Mientras lo preparamos, les vamos contando que las hojas de maqui que se ponen arriba y abajo, funcionan como aislante para que la carne y la verdura no se quemen”, relata Jorge “El Gringo” Nielsen Goye sobre la especialidad que prepara cada domingo y miércoles.

La preparación es una ceremonia que pasa de una generación a otra. Se hace en un hoyo de unos 20 centímetros de profundidad donde se colocan piedras que, previamente se calientan en un fogón.

Sobre ellas se prepara un colchón de hojas de maqui (un árbol de la región) y luego se agregan los ingredientes: carne de vaca, de cordero, de cerdo, pollos, chorizos, salchichas parrilleras, papas, batatas, cebollas, zanahorias, zapallos y hasta manzanas.

El fundo

Desde hace algunos años las expresiones culturales encuentran refugio en el poblado. Aquí la improvisación se deja para los artistas. Un escenario permite que confluyan todo tipo de expresiones musicales mientras se degusta cerveza artesanal o té con una porción de torta o pan casero.

También se puede recorrer la recientemente inaugurada galería con una fachada tan particular como original. Allí se refugian algunos artesanos que venden objetos de cerámica y de decoración para atesorar en casa.

Los interesados en conocer más sobre la historia del lugar pueden visitar las casas construidas con madera de la zona, que aún están habitadas, la capilla Nuestra Señora del Rosario o el museo de los viejos colonos donde es posible ser testigo del esfuerzo de los pobladores por materializar sus sueños.

Cómo llegar a

Colonia Suiza

Todo para hacer

Los precios

Datos

Planificar un viaje a Colonia Suiza no reviste dificultad. Se puede llegar fácilmente en auto o en colectivo. Sólo se debe tener en cuenta que, en temporada, puede resultar difícil estacionar debido a la gran cantidad de visitantes.
El municipio, a través de la firma MiBus, implementó recientemente dos líneas de colectivos. La 10 recorre toda la ciudad desde la Terminal de Ómnibus hasta Bahía López. El tramo completo tiene un costo de $ 28,60 y desde el centro de la ciudad 23,59. Cuenta con siete frecuencias diarias y, al menos, cinco paradas sobre la Av. Bustillo.
La alternativa es llegar hasta el km 18 de Bustillo con la línea 20 (con destino a Llao Llao). Allí se puede acceder a la línea 13 que completa un “rondín” que circula por Circuito Chico y tiene una parada en Colonia Suiza. Este último tramo tiene un costo de 12,80.
La noche de acampe ronda los 120 pesos por persona.
Alquiler de un kayak para dos personas, 200 pesos la hora.
Kayak para una persona, 150 pesos.
Cabalgatas, desde 200 pesos.
La bandeja de curanto para dos personas, tiene un valor de 350 pesos.
La bandeja simple para una persona, cuesta 180 pesos.
Una pinta de cerveza, 50 pesos.
La porción de trucha al disco tiene un valor de 90 pesos.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una colonia con aire alpino a pasitos de Bariloche