Una discreta ceremonia de despedida para Elizabeth Taylor

Fue enterrada ayer en el Memorial Park de Glendale, cerca de su amigo Michael Jackson





Finalmente, Elizabeth Taylor fue enterrada ayer por la tarde en el cementerio Forest Lawn Memorial Park de Glendale, un día después de su muerte a causa de una insuficiencia cardíaca a los 79 años. La familia de Taylor llegó en cinco limusinas negras al cementerio. Muchos curiosos y reporteros esperaban en la entrada, pero solamente una decena de parientes y amigos estaban invitados a la ceremonia. Gardenias, violetas y lirios de los valles ornamentaron el ataúd cerrado, relató una portavoz de la familia. Por deseo de Taylor, la ceremonia se realizó con un cuarto de hora de demora. Esto fue un expreso pedido de la estrella de Hollywood, conocida por su impuntualidad. La artista que ganó dos Oscar y se casó ocho veces recibió sepultura en las inmediaciones del lugar donde yacen los restos de su amigo Michael Jackson. El rey del pop fue enterrado allí en septiembre de 2009 en un gran mausoleo. Además de la artista, famosa por sus ojos violeta, en dicho cementerio yacen los cuerpos de otros difuntos famosos como Jean Harlow, Carole Lombard, John Wayne, Bette Davis, Buster Keaton y Clark Gable. Como la protagonista de “¿Quién le teme a la Virginia Woolf?” se había convertido al judaísmo y la tradición de esta religión señala que sus muertos deben enterrarse lo antes posible, la artista fue sepultada rápidamente. Taylor se volcó al judaísmo en la década de 1950, antes de su casamiento con el cantante Eddie Fisher. La ceremonia fue conducida por el rabino Jerry Cutler, quien anteriormente ya realizó los funerales para Milton Bearle, Shelley Winters y Walter Matthau. El actor Colin Farrell leyó una poesía durante la ceremonia, que se extendió por alrededor de una hora. Algunos de los hijos de la diva tomaron la palabra, mientras que su nieto Rhys Tivey tocó la trompeta. Taylor deja dos hijos de su matrimonio con el actor Michael Wilding, una hija de su enlace con el productor Michael Todd y una hija adoptada en 1964 con el actor Richard Burton. Además, luego llegaron diez nietos y cuatro bisnietos. En lugar de flores, la familia pidió donaciones para la fundación de lucha contra el sida de la actriz. De acuerdo con las declaraciones de una portavoz, más adelante se darán a conocer planes para un funeral a mayor escala. Inicialmente los medios estadounidenses especularon que Taylor podría ser enterrada junto a sus padres en el cementerio Pierce Brothers Westwood Village Memorial Park Cementery en Los Ángeles, donde también se encuentran estrellas como Marilyn Monroe, Dean Martin, Natalie Wood, Farrah Fawcett y Walter Matthau. Pero la célebre artista también habría podido tener su última morada en Gales. La familia de Richard Burton, quien se casó dos veces con la diva, le ofreció a la familia de la actriz un lugar en el panteón familiar en Gales. Burton y Taylor se casaron por primera vez en 1964 y se divorciaron diez años después. Desde octubre de 1975 hasta 1976 estuvieron de nuevo casados. Su relación, marcada por los excesos, hizo correr ríos de tinta en la prensa del corazón. Durante su matrimonio, Liz y Richard acordaron ser enterrados juntos en el cementerio del pequeño pueblo de Pontrhydyfen, en el sur de Gales, según relataron los herederos del actor a la emisora BBC. Sin embargo, Burton falleció en 1984 y fue enterrado cerca de su casa en Suiza, donde vivía con su esposa Sally.

Sólo una decena de personas pudo despedir a la diva de Hollywood.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una discreta ceremonia de despedida para Elizabeth Taylor