“Una frustración total”



El comienzo del día domingo, la denominada fiesta cívica, más que fiesta fue un día de terror. Concurrí a votar a las 8:05 y las puertas de las escuela 201 de Neuquén seguían cerradas. Fui la única persona que arremetió golpeando la puerta a las 8:30 exigiendo una respuesta. Será que la gente se está acostumbrando a esperar en todo. Yo no, ya me cansé de esperar; en el banco, en la obra social, en el Anses, etcétera. De tanto pedir explicaciones molesté y pienso que forcé a que abrieran. En las mesas pocas personas, en la mía –la mesa 40 de la escuela 201– una sola persona asustada. Logré que me dieran el sobre para votar, entré al cuarto oscuro y faltaban boletas. Salí y pedí explicación y prácticamente ya mi voto era cuasi cantado. Una persona cual maestra ciruela se acercó y se dirigió a todos diciendo que, si teníamos la posibilidad de conseguir la boleta de nuestra simpatía política en otro lado, la fuéramos a buscar o que teníamos la elección del voto en blanco. Me sonó muy bananero todo esto de que den la sugerencia del voto en blanco cuando uno cumple con los derechos cívicos y no te dan opción de elegir libremente. Es una frustración total Gustavo Martín Asiain, DNI 16.130.228 – Neuquén

Gustavo Martín Asiain, DNI 16.130.228 – Neuquén


Comentarios


“Una frustración total”