Una larga historia de incumplimientos



El gobierno de Río Negro reconoce que la deuda impositiva de Casinos Río Negro se aproxima a los dos millones y Lotería admite obligaciones impagas por canon de 465 mil pesos. Este organismo deberá responder además por compromisos con terceros que no cumplió el concesionario, como 170 mil pesos del Casino de El Cóndor.

El propio interventor de Lotería, Miguel Irigoyen, afirmó que Casinos Río Negro necesitaba más de seis millones para normalizar su situación contractual con Lotería al considerar los incumplimientos de inversiones de obras.

El funcionario aseguró que Economía y Fiscalía de Estado ya tienen una nota de Lotería para rescindir el contrato.

Hay incumplimientos de vieja data. ¿Por qué recién ahora se avanza en rescindir la concesión?, consultó "Río Negro".

"Se acumulaban problemas -manifestó Irigoyen- pero no existían incumplimientos graves y algunos tenían argumentos valederos. Su acumulación ahora hacen imposible que la empresa pueda regularizar la situación.

- P: Las inversiones de obras ya venían demoradas..

- M.I.: La empresa había pedido una prórroga hasta diciembre del 2002. Fiscalía no respondió. Alegremente uno no puede ser irresponsable de bajar ese contrato sin contemplar que habrá personas que se quedarán sin trabajo o que la provincia también deberá rescindir el contrato con Varsa por las máquinas tragamonedas porque el contrato dice que las empresas que conformen la concesionaria de los casinos son mancomunadamente solidarias.

Anteriormente, Irigoyen repasó con "Río Negro" los incumplimientos que ya registra de Casinos Río Negro. Los mismos se podrían resumir en la siguiente forma:

* La deuda por canon es de 465.086 pesos. Equivale a más de tres meses y es motivo de rescisión. El interventor afirmó que Casinos Río Negro regularizó "el año pasado con cheques diferidos pero vinieron para atrás. El monto es variable porque las utilidades de Varsa quedan "automáticamente para volcarlas al pago del canon".

* Incumplimientos salariales con el personal de los casinos. Irigoyen afirmó que deben febrero y marzo. El pliego afirma que Lotería debe garantizar el cumplimiento con terceros.

* Obligaciones por entradas. El Casino de El Cóndor fue construida por Rossi Hermanos y la provincia garantizaba una cantidad de entradas. Esa obligación se transfirió a los concesionarios pero no quisieron cobrar entradas y asumieron el pago a Rossi. Ese compromiso está garantizado por Lotería. El acuerdo final se fijó en 170 mil anuales. Casinos Río Negro canceló el último año con dos cheques de 85 mil, que fueron rechazados.

* Inversiones comprometidas. Irigoyen afirmó que existe un pedido de prorroga y que la empresa siempre esgrimió un problema urbanístico en Las Grutas. "Recién el año pasado se le autorizó un proyecto de dos pisos ya que modificó el original. En contrapartida, la inversión debía aumentarse en Cipolletti".

* Deudas impositivas. Casinos Río Negro registra al 22 de marzo de 2002 un incumplimiento ante Rentas de 1.885.733,54. Además, Varsa aparece con una deuda por Ingresos Brutos -de 1999 a 2000- que suma de 494.000 pesos. También, se advirtieron obligaciones contables pendientes.


Comentarios


Una larga historia de incumplimientos