Una supervisión objetada y el aval final





Collado detalló que la propuesta técnica contó con la supervisión de una consultora regional ,Tecnored Ingeniería, que determinó un cálculo de 47 millones. Como fue objetado por la Fiscalía de Estado, se tomaron en cuenta otras sugerencias como la del Instituto Argentina de la Energía General Mosconi que valuó la obra en 46,3 millones.

En agosto del 2006, la propuesta mayor de Isolux era de 47.063.656 pesos y una alternativa menor, que concluyó en el contrato firmado, fue de 41.838.723 pesos. El presupuesto base era 22.580.000 pesos. El DPA justificó la aceptación del incremento al explicar errores en los cálculos del monto oficial. Lo curioso es que no convocó nuevamente a otra licitación ya que el valor gubernamental había originado la abstención de otros interesados que habían adquirido pliegos -Impsa y Cartellone SA- pero desistieron de compulsar por lo bajo del presupuesto oficial.

Collado admitió que si bien se consideró la posibilidad de declarar desierta la licitación «podría tener como consecuencia directa quedarnos sin oferentes para la ejecución de tan necesaria y postergada obra» mientras tanto el precio de Isolux de 41,8 millones «se ajustaba a la realidad del mercado de acuerdo a los informes solicitados».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una supervisión objetada y el aval final