Unos 30.000 neuquinos sufrieron otro día sin agua

En un jornada en la que el calor se hizo sentir, cinco barrios de Neuquén padecieron la falta del líquido. Muchas escuelas suspendieron las clases. Tras 72 horas de corte, hoy habría agua.



NEUQUEN (AN).- Después de casi 72 horas sin suministrar el servicio de agua a cinco barrios de Neuquén capital, los responsables del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) indicaron que hoy quedarán reparadas las cañerías del acueducto de Balsa las Perlas que se rompieron el martes pasado. Alrededor de 30 mil vecinos volverán a tener el suministro de agua de forma normal, tras sufrir ayer un día signado por el calor.

Como esta obra fue inaugurada el pasado 30 de abril, aún cuenta con la garantía de la empresa Sananadres Riva, que la construyó, y que desde el miércoles está realizando la reparación.

El titular del EPAS, Mario Ever Morán, señaló que "hoy a última hora de la tarde -por ayer- estarán terminados los trabajos de reparación". Y destacó que en la jornada de hoy el servicio quedará normalizado.

Los barrios que se vieron afectados fueron Gran Neuquén, Canal V, Valentina Norte y Sur, parte de San Lorenzo, y los asentamientos del noroeste neuquino. Y muchas escuelas de esta zona suspendieron las clases.

Según informó Morán, en un tramo de veinte metros se detectaron dos fisuras en las cañerías de polietileno PEAD. Este está ubicado a la altura de Colonia Valentina, en las cercanías del río Limay donde se abastece todo el sistema.

Ayer, los operarios de contratados por empresa Sanandres Riva realizaron los movimientos de suelo para reemplazar el tramo y por la tarde la tarea ya estaba finalizada. Pero al ser consultados por este medio, no dieron precisiones de cuándo terminarían con la reparación total. "Falta un poco más", respondió uno de los trabajadores.

En tanto en la planta del acueducto, los empleados se limitaron a decir "que la planta es operada por la empresa ENSI, y todo lo que pasa afuera de ésta es responsabilidad del EPAS".

Provisoriamente el organismo estatal comenzó a bombear agua al sector perjudicado desde el acueducto ubicado en Leguizamón al fondo. Pero la capacidad de éste es reducida y la presión no fue suficiente para paliar la escasez de agua.

Este nuevo inconveniente se sumó al registrado hace diez días atrás cuando se rompió el acueducto del río Grande. En aquella ocasión, quedaron sin el servicio por cuatro días cerca de 45 mil vecinos pero del sector este de la capital. El problema repercutió también en las escuelas y en organismos estatales.

Mario Ever Morán, sin embargo, dijo que el EPAS lleva adelante una "política de prevención y que cuenta con la capacidad operativa suficiente para dar respuestas a este tipo de inconvenientes que se generan".

Los diputados de la Alianza, por su parte, manifestaron todo lo contrario durante un conferencia de prensa brindada ayer y anunciaron que solicitarán informes al EPAS

En este contexto, el EPAS licitó ayer obras de agua y saneamiento en la localidad de Caviahue y la capital neuquina por un total de 1,2 millones de pesos


Comentarios


Unos 30.000 neuquinos sufrieron otro día sin agua