Unter ve números poco claros en tres obras escolares

Para el gremio, hay diferencias en los presupuestos en Bariloche



#

Las tres obras objetadas fueron contratadas en forma directa, a partir de una decisión del gobernador Saiz.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Las obras de refacción y ampliación en tres escuelas primarias de esta ciudad fueron ejecutadas sólo en forma parcial y no coinciden con lo expuesto en los presupuestos previos y tampoco con los avances y certificaciones elaborados por Arquitectura Escolar. Así lo denunció la Unter tras evaluar la auditoría realizada por el Tribunal de Cuentas de la provincia a partir de una presentación de la Defensoría del Pueblo. Las obras en cuestión corresponden a las escuelas 311 (barrio San Francisco), 266 (centro) y 201 (Lera) y comprenden entre todas un presupuesto de 2.290.000 pesos. Los trabajos fueron contratados en forma directa bajo la operatoria prevista en el decreto 185/11, que firmó en su momento el gobernador Miguel Saiz para saltear las licitaciones con el fin de tener los edificios en condiciones para el comienzo del ciclo lectivo. A pesar de esa premura, las obras comenzaron recién en la segunda mitad del año y todavía están inconclusas. El secretario adjunto de Unter Río Negro, Jorge Molina, dijo ayer que “los avances de obra certificados no coinciden con lo que uno puede ver en las escuelas y si además la provincia pagó ya configuraría una estafa contra el Estado”. Otro detalle que subrayó Molina es que en todas las escuelas faltan los carteles descriptivos de obra que estaban previstos expresamente en los contratos y que son de norma en cualquier contratación pública. Además de los incumplimientos y omisiones, también se repiten los nombres de las empresas ejecutoras. En la Escuela 311 los trabajos están a cargo de Leal Construcciones, en la 266 la empresa mencionada es MTM de Pablo Morales y César Barrientos, y en la 201 también la responsable es MTM, aunque aclaró que actúa allí como “subcontratada” por la empresa SIC (Servicios Integrales de la Construcción). Según exhibió la Unter, existen “actas de medición” firmadas por el director de Arquitectura Escolar Daniel Gatica y por el delegado zonal, Carlos Stabile, en las que se dan por efectuados los trabajos sin observación alguna. Pero las actas elaboradas por el Tribunal de Cuentas en las mismas escuelas, con información provista por los directores, certifican que las obras efectivamente realizadas no cumplen ni por asomo con los contratos. En la Escuela 311, por ejemplo, la inspección comprobó que el alambre perimetral es distinto al previsto en la memoria descriptiva y en el presupuesto, ya que “no se colocaron varillas, torniquetes ni alambre de tensar”.


Comentarios


Unter ve números poco claros en tres obras escolares