Suspensión de clases por amenazas de bomba: rechazo de Unter y estudiantes

Ayer el Consejo Escolar Zona Andina canceló las clases en la ESRN 37 "hasta nuevo aviso". En Bariloche suman 36 falsas amenazas de bomba en establecimientos educativos.



Colegio Angel Gallardo

Colegio Angel Gallardo

La decisión del Consejo escolar Zona Andina de cancelar las clases “hasta nuevo aviso” en la Escuela Secundaria Rionegrina N°37 de Bariloche, que se dicta en el edificio Ángel Gallardo en el turno tarde, generó el rechazo de los propios alumnos y del gremio de los docentes, Unter.

Educación informó la decisión ayer al mediodía luego de un episodio inédito que ocurrió el lunes cuando hubo dos falsas amenazas de bomba en cuestión de horas en la misma escuela. El colegio Ángel Gallardo acumula 16 falsas amenazas.

En el mismo edificio se encuentra la ESRN 46 en el turno mañana y la 37 por la tarde pero mayoritariamente las amenazas se producen en el segundo establecimientos.

En Bariloche se reiteran las amenazas de bomba y suman 36 que están bajo investigación en la Fiscalía por el delito de intimidación pública.

Tras la decisión, los propios estudiantes del colegio iniciaron una manifestación y anticiparon que cada día irán al establecimiento educativo a cumplir su horario escolar. Reclamaron por el derecho a estudiar y cuestionaron la drástica medida de Educación.

El gremio Unter también manifestó su “rechazo enérgico” a la suspensión de clases en la ESRN 37. “Una vez más, el hilo se corta por lo más delgado” señaló el sindicato a través de un comunicado que lleva la firma del secretario general de la seccional Bariloche, Edgardo Straini y la gremial Patricia Lande.

Unter cuestionó que se apunta contra el derecho social a la educación de los jóvenes “en vez de resolver la problemática de fondo, las amenazas de bomba” y también apuntó contra el Ministerio Público por tener la responsabilidad en la investigación que hasta el momento tiene identificados solo a dos personas sospechadas de realizar las llamadas intimidantes.

El sindicato dijo que tanto Educación como el Ministerio Público, también tienen responsabilidad el Juzgado Federal, el Ministerio de Seguridad de Río Negro, la PSA y la Policía de Río Negro. Indicó que todos estos organismos “tienen la capacidad y responsabilidad de investigar y reconocer a los responsables de las llamadas realizadas al 911”.

Unter cuestionó que solo se haya identificado a los presuntos autores de solo dos llamado intimidantes de los 16 que recibió esta escuela entre el 5 de agosto y el 25 de noviembre.


Comentarios


Suspensión de clases por amenazas de bomba: rechazo de Unter y estudiantes