Vacaciones de invierno: la magia de aprender a esquiar de niño

Nada mejor que empezar de pequeños a conocer los secretos de la técnica para deslizarse en las pistas nevadas. Los instructores de Bariloche recomiendan al menos tres días de clase para arrancar.





Aprender a esquiar de niño es como andar en bicicleta y a pesar de que pasen muchos meses sin volver a calzarse las tablas, entre temporada y temporada, cuando se repite el intento de deslizarse por la pista nevada, el movimiento fluye y se va perfeccionando con más horas de aprendizaje a lo largo del tiempo.

Por eso en las escuelas de esquí de los centros invernales de la región potencian su oferta destinada al público infantil para aprender y pasarla bien entre sus pares en los días de vacaciones en la nieve. Además, siempre está la alternativa de tomar clases individuales o en grupo familiar, que comienzan desde la base, que se habilitó el lunes pasado en el cerro Catedral.

“Cuantas más horas y más días toman clases mejor, los chicos tienen una energía interminable, siempre decimos que los padres no se asusten y que sepan que pasan el día muy bien, está todo preparado para ellos y realmente se van a llevar una experiencia única e irrepetible”, destacó Néstor López Dávalos, un experimentado instructor de esquí que dirige la escuela Xtreme en el cerro Catedral.

En la magic carpet hacia el punto desde donde empezarán el descenso en la base del Catedral. Foto: Alfredo Leiva.

En el centro de esquí de Bariloche hay unas 20 escuelas y un puñado de clubes y en todos, el semillero de niños esquiadores es fundamental.

Para los locales, el Club Andino Bariloche y el Ski Club son referencia para el aprendizaje de los deportes invernales y tienen propuestas para todas las vacaciones de invierno, coincidentes con el receso escolar. En ambos, las inscripciones ya cerraron y se preparan con anticipación los planes que tienen desde niños de 3 o 4 años hasta adolescentes, además de grupos de competencia y entrenamiento, cada uno con su categoría y con grupos limitados en aforo este año, por los cuidados del coronavirus.


Para los niños que llegan al cerro Catedral de vacaciones, el abanico es amplio entre la cantidad de escuelas que tienen propuestas infantiles. Es habitual que las clases comiencen los domingos, debido a que el sábado tradicionalmente es el día de recambio turístico, y se extiende por 6 días, hasta el viernes, así el infante, con su aprendizaje, puede disfrutar del fin de semana de esquí en familia.

También recomiendan que el niño tenga continuidad y como mínimo participe de tres días de clases, para asimilar las técnicas y poder deslizarse en la montaña.

La didáctica de los profesores infantiles es especial con una propuesta lúdica en el caso de los más chicos y un seguimiento casi personalizado para que cada día se visualiza una progresión en la técnica.


Por la pandemia del coronavirus en todos los casos se debieron adaptar los almuerzos, que incluyen las clases de días completos, ya que no se habilitaron los comedores. Por eso, se ofrecerán viandas para el mediodía y se suma más tiempo en las pistas. Algunos también tienen opción de merienda.

En el centro de esquí de Bariloche hay unas 20 escuelas. Foto: Alfredo Leiva.

En la escuela Xtreme, que tiene 22 años en el cerro, hay 45 profesores dedicados exclusivamente a los chicos y junto al paquete de clases, se ofrece casco, botas, esquíes, antiparras y guantes. La propuesta es integral y se agrupa a los chicos por edades y por nivel de aprendizaje. Aquí se puede comenzar las clases cualquier día de la semana, según aclaró el director, y este año habrá cuatro locales para recibir a la gente en el cerro, implementando protocolos.

“Nuestra premisa es incorporar gente al mundo del esquí y de la nieve”, remarcó López Dávalos, quien recordó que muchos jóvenes o adultos que alguna vez pasaron por el semillero de la escuela de esquí, se vuelven a contactar para seguir con el aprendizaje cuando viajan en familia o con grupos de amigos.

Para esta temporada se prevé en la mayoría de las escuelas clases de 9:30 a 16:30, con una pausa de una hora al mediodía para comer la vianda. Para tener en cuenta, hay escuelas que ofrecen todo lo necesario para pasar el día en el cerro, con equipamiento y alimentos, y otras no lo contemplan en su abono.

En Xtreme se ofrece equipo (tablas y casco) en todos los casos. El plan de medio día de clase no tiene almuerzo y cuesta 10.050 pesos en alta temporada (que rige desde mañana); 14.900 pesos el día completo (incluye almuerzo y equipo); 42.600 pesos los tres días y 81.200 pesos los seis días de clases en la escuela de esquí (todo incluido).

La opción para los seis días, sin almuerzo ni equipo de la escuela Fire on Ice, otra de las legendarias del cerro Catedral, asciende a 62.900 pesos y 80.300 pesos en un plan full, con todo incluido. El plan diario sin almuerzo cuesta 14.700 pesos. Esta escuela no publica promoción por 3 días de clases y tiene descuentos por grupos de hermanos.

En la escuela de esquí La Base también hay un segmento infantil de 4 a 12 años y para adolescentes hasta los 17 años. El pack por 6 días con casco, almuerzo y merienda es de 64.800 pesos; 3 días por 34.200 pesos y un solo día de clases, 12.000 pesos.


Comentarios


Vacaciones de invierno: la magia de aprender a esquiar de niño