“Vamos por el autocultivo de nuestra propia medicación”

La familia de un joven autista y con epilepsia logró que la Justicia le ordene a una obra social la provisión de cannabis; ahora quieren que se despenalice la plantación para consumo medicinal.

1
#

Aceite de cannabis. Se utiliza con fines terapéuticos.(Foto: fotos florencia salto )

2
#

Plantas de cannabis.

La justicia cipoleña ordenó a una obra social proveerle aceite de cannabis a un joven autista que convive con epilepsia refractaria. El fallo del juez Federico Corsiglia fue emitido casi dos meses después de que la familia de Gustavo presentara el amparo. Su hermana, Cynthia Paredes, destacó la importancia de esta decisión ya que marca un precedente para las personas que padecen patologías similares a la de Gustavo. Sin embargo, remarcó que es necesario que se despenalice el autocultivo del cannabis en Argentina. “Vamos por el autocultivo de nuestra propia medicación”, remarcó.

Desde el momento en que la familia conoció que el aceite de cannabis podía ayudar a mejorar la calidad de vida de Gustavo, la familia contó con el acompañamiento de la agrupación “Cannabicultores del Alto Valle”. También recibieron el apoyo de un legislador rionegrino que se comprometió con la lucha del uso del cannabis con fines medicinales.

Cynthia tiene un recuerdo muy claro de la llegada de “Gusty” a la familia. Él tenía dos años y su salud demandaba atención. Al poco tiempo de estar con ellos, un médico detectó que tenía autismo. La epilepsia refractaria llegó muchos años después.

El primer episodio lo tuvo hace tres años, mientras se bañaba. “Cuando lo fuimos a ver estaba bajo el agua. Le hice reanimación cardiopulmonar y en el momento no sabíamos lo que era”, recordó. Fue en ese momento cuando comenzó la búsqueda de información.

A fines del año 2016 y a principio de este año, los episodios comenzaron a repetirse con mayor frecuencia. Tenía crisis de epilepsia todas las semanas y después cada media hora, recordó. Los ataques de epilepsia lo sorprendían en el hogar, en la calle y en el auto, agregó su hermana. Cuando asistieron al sistema de salud y consultaron con un neurólogo, este les adelantó que podía tratarse de epilepsia refractaria.

Cynthia explicó que el médico neurólogo, Pablo Costantini, les recomendó la utilización de aceite de cannabis. Ahí se dieron cuenta que lo necesitaban de manera inmediata. La actual ley 27.350 no había sido aprobada aún en el Senado de la Nación.

“Para nosotros fue el día y la noche. Gustavo dejó de convulsionar con la misma frecuencia. Ha llegado a estar sin convulsionar un mes y medio”, remarcó. Las mejoras además las detectaron en su ánimo y en la manera de relacionarse con los demás. “Él está mucho más centrado en lo que pasa, está en la realidad. La medicación habitual lo llevaba a estar dopado, como en una nebulosa”, agregó.

Por otro lado, expresó que es importante el fallo de la justicia aunque indicó que apuntan a la despenalización del autocultivo. “Vamos a seguir insistiendo en el autocultivo y la idea es que podamos desde nuestro humilde lugar seguir informando a la gente y las familias que lo necesitan sobre los beneficios de la planta”, remarcó.

“Seguiremos insistiendo: la idea es que podamos desde nuestro humilde lugar continuar informando sobre los beneficios de la planta”.

“Para nosotros fue el día y la noche. Gustavo dejó de convulsionar con la misma frecuencia. Ha llegado a estar sin convulsionar un mes y medio”.

Cynthia Paredes, hermana de Gustavo.

Recibieron el apoyo

de la Asociación Cannabicultores del Alto Valle y de un legislador rionegrino que se comprometió

con la lucha.

Un fallo alentador

Datos

“Seguiremos insistiendo: la idea es que podamos desde nuestro humilde lugar continuar informando sobre los beneficios de la planta”.
“Para nosotros fue el día y la noche. Gustavo dejó de convulsionar con la misma frecuencia. Ha llegado a estar sin convulsionar un mes y medio”.
Recibieron el apoyo
de la Asociación Cannabicultores del Alto Valle y de un legislador rionegrino que se comprometió
con la lucha.
Este año, los padres de Gustavo solicitaron por escrito a la obra social Osecac el aceite de cannabis pero nunca les contestaron. Cynthia se comunicó con el titular de la obra social quien le manifestó que no podía hacer nada y la incentivó a ir por la vía judicial. El legislador Nicolás Rochas (FpV), que presentó un proyecto para la utilización de aceite de cannabis con fines medicinales, la contactó con Federico Ambroggio, el abogado que acompañó a la familia para presentar el amparo el 19 abril.
El 12 de junio de este año, se dio a conocer el fallo a favor de Gustavo. Al momento de resolver, el juez analizó la ley 27.350 de “Investigación Médica Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados”, promulgada el 19 de abril.

Comentarios


“Vamos por el autocultivo de nuestra propia medicación”