#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Ventas de vinos cerraron un buen primer trimestre

Tanto las exportaciones como los despachos a mercado interno mostraron avances respecto del año pasado. Los ingresos por ventas externas: u$s 197 millones.



1
#

2
#

Temporada 2015

Marzo llegó con buenas noticias para la vitivinicultura nacional. Los números de cierre de ventas correspondientes al primer trimestre del año se ubicaron en positivo luego de largos períodos de incertidumbre frente a lo que podía suceder en la parte comercial.

Las cifras preliminares proporcionadas por el Instituto Nacional de Vitivinicultura indican que el trimestre cerró con un acumulado de ventas (que incluye despachos al consumo interno, a destilerías, a fábricas de vinagre, a otros usos industriales y a exportación) de 3,04 millones de hectolitros, un 7,7% por encima de los valores alcanzados en igual período del año anterior. Sólo en vinos (al mercado interno y a la exportación), el total comercializado ascendió a 2,97 millones de hectolitros.

El primer tramo del 2015, con cifras provisorias computadas al último día de marzo pasado, muestra que tanto los despachos a consumo interno como las exportaciones se movieron en terreno positivo. Esta coincidencia al alza de ambas franjas de comercialización es una situación que no ocurría desde hace varios meses, lo cual es un dato bastante alentador para la actividad, que arrancó el año en un mar de incertidumbre.

Para el caso de los envíos al mercado doméstico, el volumen entregado fue de 2,2 millones de hectolitros entre enero y marzo de esta temporada. El avance respecto del 2014 fue de 7,8%. Cabe recordar que el mercado interno absorbe más del 70% de la oferta de vinos de la industria.

En idéntico porcentaje crecieron las exportaciones, que pasaron de 673.589 hectolitros el año anterior a 726.486 hectolitros durante este período. Mucho tuvo que ver en esta recuperación de las ventas a mercados externos lo ocurrido en marzo cuando los embarques experimentaron un avance interanual del 53%.

En el acumulado trimestral, los vinos sin mención varietal dominaron las ventas, ya que se colocó un volumen de 1,9 millones de hectolitros, un 7,5% más que durante el año anterior.

En segundo término en cuanto a cantidades vendidas se ubicaron los vinos con mención varietal, de las que se comercializó un total de 972.565 hectolitros, con un avance del 11% respecto de la temporada 2014.

Los vinos espumosos mejoraron su performance de ventas en el acumulado de exportación-mercado interno, aunque no consiguieron salir del rojo. Con casi 70.000 hectolitros vendidos, este tipo de productos achicó la brecha negativa del 10% que arrastraba en el primer bimestre del año a un -7% en el resultado trimestral. El detalle de venta de espumosos muestra que la exportación avanzó un 2% en el período analizado, mientras que los despachos a mercado interno (que representan el grueso de colocaciones) descendieron un 8% en el comparativo anual.

Ingresos por exportaciones

Las exportaciones de vinos de la Argentina reportaron ingresos por 197,4 millones de dólares en el primer trimestre del año, con un avance del 0,6% respecto de la temporada anterior. Como ese volumen avanzó un 7,8%, la ecuación indica que se obtuvieron menores precios promedio por cada litro de vino comercializado en mercados externos.

Según los datos del INV, este año el valor promedio de ventas por litro fue de 2,71 dólares en el trimestre, mientras que el año pasado fue de 2,91 dólares, lo que significó una baja del 7% en la actual temporada.

Dentro de lo que es la exportación, los vinos varietales definen la tendencia de las cifras de las ventas a lo largo de un período productivo, ya que representan el grueso de las colocaciones en el exterior. Los datos de este primer tramo del año indican que de este producto se vendieron 575.000 hectolitros por 178 millones de dólares. En volumen, las colocaciones mejoraron un 6,5% y en valor un 0,3%.

En orden de importancia a los varietales le siguen aquellos caldos sin mención varietal, cuya comercialización se ubicó en 144.000 hectolitros en el trimestre con ingresos por 14,7 millones de dólares. Para este caso en particular los volúmenes crecieron un 15% y los ingresos un 10% en la comparación interanual.

Hay una diferencia notable en los retornos que se obtienen por vinos varietales y aquellos que no especifican la variedad de uva con la que están elaborados. De acuerdo con los datos del INV, por cada litro de vino varietal vendido se obtuvieron 3,11 dólares, mientras que para los sin mención, el precio de venta por unidad fue de apenas 1,02 dólares. De allí la importancia fundamental que tiene darle valor agregado local a la actividad, por el diferencial de precios que se obtiene a la hora de llegar con el producto al consumidor.

En la industria vitivinícola es práctica habitual comprar vino a granel y embotellarlo en otro lugar, ya sea una bodega situada en otra provincia o, incluso, es llevado a otro país en donde es embotellado y etiquetado para su venta por empresas que nunca participaron de la producción primaria de la uva.

Preferencias

Los vinos de color dominan el escenario exportador por sobre los caldos blancos. La estadística de este año muestra que en vinos fraccionados, que representan el 62% de lo que se vende a mercados externos, se comercializaron 454.771 hectolitros, de los cuales el 82% fue de color y el 18% blancos.

El resto del mercado correspondió a exportaciones realizadas a granel, con una relación blanco-color más pareja, ubicada en 42 a 58% respectivamente.

Las exportaciones de vinos fraccionados permitieron un ingreso de divisas de 197 millones de dólares, en tanto que lo exportado a granel aportó 22 millones de dólares.


Comentarios


Ventas de vinos cerraron un buen primer trimestre