Voy

Verano en San Martín de los Andes: todo lo que podés hacer

Cascadas, senderos, lagunas: San Martín de los Andes suma propuestas de cara al verano, que se agregan a sus atracciones tradicionales. Entre ellas, los deportes náuticos y las excursiones.

Cuando las montañas comienzan a tomar color, las embarcaciones surcan las increíbles aguas cristalinas del lago y el sol refleja sus rayos hasta altas horas de la noche,

San Martín de los Andes se convierte en una excelente opción para vivir un verano patagónico rodeado de naturaleza, paz y armonía.

El Camino de los Siete Lagos es uno de los recorridos más bellos que se puedan apreciar. Los 107 km de bosques andinos y lagos neuquinos que unen Villa la Angostura con San Martín de los Andes, se transforman en una aventura visual plena de matices cromáticos que permitirá a todo aquel que la recorra sentirse parte del paisaje.

Al ingresar a la ciudad, lo primero con lo que uno se encuentra es con el lago Lacar, donde se pueden practicar múltiples deportes como kayak, kitesurf, canotaje y también alquilar bicicletas de agua.

#

Sobre la avenida Miguel A. Camino está la costanera con sus diversos atractivos, ideal para un paseo en familia, descansar en su extensa playa de arena o también realizar, desde el muelle, el reconocido recorrido hacia el balneario Quila Quina y Hua Hum.

Pero si San Martín de los Andes tiene lugares tradicionales que en un viaje no se pueden dejar de visitar, también hay circuitos y atracciones que no todos conocen y que vale la pena recorrer. En esta nota te contaremos acerca de tres circuitos novedosos.

Laguna Rosales

Si decidiste ir a San Martín de los Andes a pasar un fin de semana y querés aprovecharlo al máximo, visitar la laguna Rosales es un excelente plan. El acceso del camino a la laguna se ubica a 7 kilómetros aproximadamente del casco de la ciudad por la Ruta 62, en dirección al lago Lolog.

El recorrido es un pequeño trekking con pocos desniveles y sin gran exigencia física. Durante el paseo podrás ver una gran variedad de aves y distintas especies de árboles: ñires, coihues, maitenes y radales, entre otros.

El tiempo estimado para llegar a la laguna es de 45 minutos. Es recomendable realizar el paseo durante las horas de la mañana o durante el atardecer, ya que es el momento donde se puede observar mejor el movimiento de las aves y deleitarse con un paisaje completo. Se recomienda también, llevar agua, abrigo y protector solar.

El trayecto se realiza por senderos señalizados, cruzando bosques y arroyos, disfrutando así la diversidad de la flora, hasta llegar a un mirador que permite una vista plena de la laguna y sus alrededores.

Una vez ahí, existen dos opciones: recorrerla por la margen norte o la margen sur. En ambas, el destino final es un mallín que generalmente se encuentra intransitable ya que suele estar inundado.

Sendero Pucará-Rucañire

Este sendero que recorre un tramo de 6 km (en unas tres horas y media) es considerado de baja dificultad y está abierto durante todo el año.

El recorrido comienza en Pucará, donde encontrarás un camping agreste con proveeduría y baños.

Continúa por un sendero con subidas y bajadas no tan pronunciadas, que te permiten ir tranquilo observando la vegetación del lugar (coihues, robles pellín y raulíes), así como también las increíbles vistas hacia el lago Lacar.

Es recomendable ir bien atentos, ya que los bosques son espesos y podría no divisarse bien las marcaciones de la senda.

Luego de unos metros el trayecto sigue en pendiente, hasta cruzar un bosque, donde te encontrarás con la bahía de Ruca Ñire, localizada sobre la costa del lago Lacar.

Una vez allí, podrás disfrutar de una interesante playa para descansar del trekking.

En cada travesía no olvides llevar ropa cómoda, calzado para trekking, protector solar, agua, gorra y frutas o barritas de cereal.

Cascada Ñivinco

Es otro de los lugares que muchos visitantes aún no conocen y, sin embargo, es un lugar mágico, digno de visitar.

La aventura comienza cuando emprendés el trayecto por el Camino de los Siete lagos. Allí podés maravillarte con la vista que brinda la ciudad.

Luego de recorrer algunos kilómetros en dirección a Villa la Angostura, y de pasar el puente de Pichi Traful, sobre la mano derecha, te encontrarás con un cartel señalizador que te informará que es momento de dejar el automóvil y comenzar el trekking. La caminata entre árboles, ríos y el sonido lejano del agua cayendo entre las piedras, dura aproximadamente 40 minutos y por un estrecho sendero irás disfrutando de la naturaleza en su conjunto.

Es recomendable llevar un buen calzado, ya que en varias oportunidades deberás atravesar arroyos y cuestas que demandarán un buen equipamiento.

También es importante llevar agua y abrigo para cuando baje el sol.

Una vez finalizado el sendero, por fin llegarás a la tan esperada cascada, donde podrás sacar bellísimas fotografías y contemplar el paisaje.

Distancia

107
Kilómetros de la maravillosa Ruta de los Siete Lagos conectan a Villa La Angostura con San Martín de los Andes.

En la red

Para más info sobre estos senderos y otros de la zona, entrá a la página oficial del Parque Nacional Lanín: www.pnlanin.org

O bien a la Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes: www.sanmartindelosandes.gov.ar/turismo


Comentarios


Más Especiales

Verano en San Martín de los Andes: todo lo que podés hacer