Viaje de egresados, mejor prevenir que lamentar

La agencia contratada debe tener certificado especial otorgado por la Secretaría de Turismo de la Nación.



NEUQUEN (AN).- A la hora de contratar una empresa de viaje para sus hijos, la mayoría de los padres tiende a elegir la opción más económica. No obstante, hay algunos detalles a tener en cuenta para asegurarse de que ese viaje tan ansiado por los estudiantes sea realmente el esperado.

El primer elemento a tener en cuenta antes de firmar el contrato es verificar que la agencia de viajes tenga el certificado especial que desde la Secretaría de Turismo de la Nación se le otorga a las agencias que comercializan paquetes para estudiantes.

Este es un punto fundamental ya que de no tener esta habilitación especial, que no quita la legalidad de la agencia, las personas que hayan contratado el servicio no tienen luego derecho a reclamar. Esto es así ya que se considera que fue el mismo contratante quien incurrió en una irregularidad al optar por una empresa no autorizada.

En segunda instancia, y ya al momento de firmar el contrato, se debe verificar que en el mismo se incorpore el detalle de los elementos convenidos. Por ejemplo, el contrato debe especificar la cantidad de plazas que el contingente ocupará en cada hotel, el tipo de hotel, las excursiones que se realizarán y los locales bailables a los que se concurrirá.

Este detalle es obligatorio y siempre se puede pedir que se explique más acabadamente las características del viaje.

Este punto es fundamental ya que raras veces los estudiantes se quejan del hacinamiento que pueden sufrir cuando llegan al destino elegido, aunque en realidad se trata de una irregularidad que puede ser denunciada.

Otro elemento a tener en cuenta es la verificación de la cobertura del seguro médico que la empresa contrató. Con esto se apunta a evitar que el seguro, que es obligatorio, quede sin efecto en alguno de los puntos del viaje y tras lo cual los jóvenes quedarían sin ningún tipo de cuidado médico. También es importante comprobar si la agencia contrató un seguro de vida o sólo un seguro médico ante emergencias.

A su vez, es importate que los padres cotejen si el destino al cual se dirigen sus hijos está dentro de los destinos autorizados desde Nación para comercializar turismo estudiantil. Esto se debe a que algunas agencias comercializan destinos que escapan a la autorización del organismo nacional y que por ello quitan a los contratantes el derecho a reclamos posteriores.

De todos modos, ante cualquier even

tualidad es la empresa contratada la responsable de solucionar los inconvenientes y en ningún caso pueden los estudiantes ser dejados sin cobertura aunque ésta no haya estado dentro del paquete convenido.

Por último vale la aclaración que gran parte de la responsabilidad recae sobre los padres que son quienes deben verificar todas las características del viaje y quienes a su vez deben denunciar por escrito ante la Subsecretaría de Turismo los reclamos que tras el viaje, hayan surgido.

Fuente: Ricardo Cometto, director de Servicios y Fiscalización Turística de la subsecretaría de Turismo de la Provincia del Neuquén.


Comentarios


Viaje de egresados, mejor prevenir que lamentar