Viedma, Patagones y el posible regreso del básquet

A pesar de que en sus redes sociales había anunciado el regreso a los entrenamientos para el pasadolunes, desde la ABVI aseguraron ayer que el regreso podría darse la próxima semana.



Diez días atrás la Asociación de Básquet del Valle Inferior anunció en sus redes sociales que la disciplina estaba habilitada para regresar a la actividad, a partir del 22 de este mes, en la región de la Comarca.

A pesar de la publicación, la vuelta a la acción no llegó. Alejandro Lucero, presidente de la institución, explicó que el regreso se demoró unos días más pero que: “todo esta en condiciones para que en Viedma la disciplina pueda volver el 1 de julio”.

“En un principio habíamos pautado el regreso para el 22 de junio, una semana después del decreto provincial que nos habilitaba a regresar. Preferimos tomarnos unos días más para ver como evolucionaba la situación de la pandemia en la zona y le dimos tiempo a los clubes para que pongan en óptimas condiciones sus instalaciones”, le aseguró Lucero a Río Negro.

El dirigente indicó que desde el 10 de junio, según un decreto de salud de la provincia, en Viedma están habilitadas las actividades deportivas bajo techo, con la participación de hasta 10 personas.

“Desde la ABVI nos plegamos en un 100% al protocolo que dio a conocer Salud de la provincia, lo adaptamos con imágenes y anexos ambientados en el básquet, y se lo entregamos en mano a Diego Rosatti (Secretario de Deportes) y a Dardo Etchepare (Subsecretario de Deporte Comunitario”, detalló el presidente de la Asociación. Además, Lucero especificó que se comunicaron con sus pares de la Federación de Río Negro y del Alto Valle para que lo tomen como ejemplo, cuando puedan volver a la actividad.

Con respecto al regreso a las actividades, el mandamás del básquet en la Comarca explicó que el regreso será en base al protocolo. “Solo serán entrenamientos de técnica individual, no habrá tiros al aro ni contacto entre los jugadores. Solo podrán asistir diez personas, la cancha se dividirá en zonas para cumplir con la distancia social y cada uno trabajará con su pelota”, especificó.

“Esperamos a ver como evolucionó la situación y le dimos tiempo a los clubes para que pongan en óptimas condiciones sus instalaciones”.

Además de la situación ecónomica, tanto de los clubes como de las asociaciones, una de las principales preocupaciones pasa por evitar la deserción.

“No vamos a jugar al básquet, solo serán entrenamientos que son importantes para que los chicos puedan estar contenidos y hacer actividad física en un lugar con todos los cuidados, y no en una plaza”, agregó Lucero.

Para finalizar, el presidente de ABVI aclaró que la medida es solo para Viedma ya que cada municipio debe avalar su regreso según como evolucione la situación sanitaria en cada ciudad.

“No vamos a jugar al básquet, solo serán prácticas individuales para que los chicos puedan hacer actividad física cuidados”.

Viedma ha sido una de las ciudades rionegrinas menos afectadas por el coronavirus y eso permite que la flexibilización paulatina siga su curso.

“Río Colorado y San Antonio Oeste, por ejemplo, deberán esperar a lo que pase allí. La situación en Patagones es diferente porque allí dependen de las decisiones que tome la provincia de Buenos Aires”, explicó Lucero.

Por su parte, Juan Cruz Montoto, presidente de Atenas, habló de lo que pueda llegar a suceder en Patagones: “si esto sigue así creo que la actividad va a volver antes a Viedma que acá”.


Comentarios


Viedma, Patagones y el posible regreso del básquet