Violencia de género: 670 denuncias en diez meses ¿cómo trabaja la fiscalía de Roca?

De enero a octubre, se registraron casi 700 casos de violencia de pareja en Roca en la Comisaría de la Familia. Algunos llegaron a tribunales y hay cada vez más demanda. Las fiscales de género cuentan sobre su labor en el Día de la Eliminación de la Violencia Hacia las Mujeres.



Unidad Fiscal Temática 1: Norma Reyes (violencia), Belén Calarco (abusos) y Teresa Giuffrida (jefa) de izq. a derecha.

Unidad Fiscal Temática 1: Norma Reyes (violencia), Belén Calarco (abusos) y Teresa Giuffrida (jefa) de izq. a derecha.

Una, dos, tres, cinco mujeres atraviesan la puerta de la comisaría por día. El sol sale, la gente va al trabajo, los chicos a la escuela; como todos los días. Pero adentro, entre las cuatro paredes de sus vidas, algo se desmorona. Las marcas de la violencia pesan como yunques. Cada una busca la forma de llegar arrastrando esa carga. Atravesar esa abertura, parece ser la única esperanza para volver a respirar.

En diez meses, 668 mujeres de Roca denunciaron a sus parejas o exparejas por violencia física, psicológica, sexual o económica en la Comisaría de la Familia (de enero a octubre de 2019). Otro tanto, denunció violencia o abuso en la Fiscalía Temática 1 de Violencia de Género o en los Juzgados de Familia de la Ciudad Judicial, aunque la mayor cantidad va primero a la comisaría.

Hoy, en el día internacional de la No Violencia contra la Mujer, estos números no son sólo cifras; son estadísticas de la realidad y la única vía para poder cambiarla. Las denuncias, son la posibilidad concreta de frenarla. Cada una de las mujeres que atraviesa la “puerta”, tiene una chance.

Así lo expresaron desde el equipo de fiscales de la Unidad Temática 1 del Ministerio Público Fiscal, a cargo de la fiscal Jefe Teresa Giuffrida junto a la fiscal del caso de Violencia de Género, Norma Reyes y su par de abusos sexuales Belén Calarco en una entrevista con La Comuna.

“La denuncia va a contribuir a la erradicación de la violencia”, aseguró la fiscal Jefe Teresa Giuffrida, cuyo equipo, creado hace dos años, investiga este tipo de delitos, con perspectiva de género. La denuncia, “hace visible la problemática. Si no se hace visible, si no se denuncia, si no se sabe, persiste”, agregó Belén Calarco, la fiscal de abusos.

“Las mujeres toman conciencia frente a las agresiones, golpizas o daños. Hay una mirada diferente del maltrato y saben que eso no debe ser. Es por eso que quizás han aumentado tanto las denuncias”, aportó la fiscal de género, Norma Reyes.

Sobre el estado de situación, hablan de un “cambio de conciencia”. “No creo que antes haya habido menos casos que ahora. Que hoy se denuncie más, si. Y hoy se puede, además, porque toda la evolución que ha tenido este último tiempo, ha autorizado a las personas a hablar”, formuló su par, Belén Calarco.

Además, cada vez son más las personas que denuncian mucho tiempo después de ocurridos los hechos, por ejemplo en casos de abuso infantil.

“Hemos tenido muchos casos en los que empiezan un tratamiento psicológico y una de las maneras de encauzar o acompañar este tratamiento, es la denuncia paralela. A veces podemos hacer algo y a veces por la cuestión de la prescripción, no podemos”, expresó Calarco.

“La gente está mucho más alerta, mucho más dispuesta a colaborar en la protección de los niños (…) y las mujeres, han reforzado su carácter y han dicho ‘basta’. Vienen a denunciar. Hoy el abuso sexual ya no es más tabú”, opinó Calarco, quien mencionó avances en materia de género, respecto a leyes y convenciones internacionales. “Hoy está en la agenda política, en la agenda de todos”, aseguró.

Fortalecer a la víctima, es la búsqueda de la fiscalía en todo el proceso. “Llegar con éxito a un juicio, poder empoderar a una mujer y que pueda declarar”, aseguró Reyes, porque sucede en algunos casos, el arrepentimiento de la víctima y el pedido de levantar la denuncia.

El rol de las medidas cautelares (prisión preventiva, prohibición de acercamiento) es fundamental para que la causa avance. “Reforzar ese tipo de medidas, va a ayudar que el proceso de alguna manera tenga éxito, que la denuncia termine en algo”, aseguró Giuffrida.

.


El recorrido de la mujer después de la denuncia


• En cada caso es diferente, pero hay algunas reglas generales:

• Interviene la fiscal del caso quien determina si hay peligro y si hay que establecer una medida cautelar urgente, por ejemplo si está conviviendo con el agresor, si ha sido amenazada, si corre riesgo ella o sus hijos.

• La Oficina de Atención a la Víctima (Ofavi) -equipo interdisciplinario con psicóloga, asistente social y psicopedagoga- interviene para contener a la denunciante.

• La fiscalía asesora a la mujer para explicarle el tránsito que van a tener en una causa penal o si no tiene los elementos para hacerla. Situación de su caso.

• Si es un caso de abuso con acceso carnal, inmediatamente se realizan las pericias médicas, la revisión para constatar lesiones en todo el cuerpo, exudados para un analisis de ADN, secuestro de vestimentas. Todo se hace en el hospital, en tribunales o donde la víctima lo permita. “El medico forense va y siempre esta disponible para sea donde sea, donde haya que hacerse. Lo mejor para la víctima”, dijo Calarco.

• Si no está identificado el agresor, paralelamente se da lugar a la Brigada de Investigaciones de la Policía para que busquen al posible autor del hecho.

• Luego, se busca la prueba periférica, indiciaria para sostener el relato de la mujer, ayudarla, a sostener ese relato.

• Se va acompañando a la mujer en lo que necesite, y queda habilitada para consultar a la fiscal o la Ofavi cuando precise. Depende el caso, la mujer vuelve a su casa, con seguimiento, o no.

• Se da intervención a otros organismos del Estado o ONG (Quillahua) con los que se trabaja en red: Senaf, Consejo de la Mujer, Municipio, Hospital, Comisaría de la Familia para necesidades posteriores de la mujer, alojamiento, ayuda psicológica.


La víctima denuncia, el Estado debe prevenir


El hecho de que haya más denuncias puede frenar ese caso particular, pero la prevención no depende del Poder Judicial. Depende de otra estructura, que tiene que ver con la educación, con los recursos económicos, con un montón de cosas estructurales que nos exceden”, aseguró la fiscal Calarco.

Si bien se alienta a la denuncia desde esta fiscalía, las funcionarias reconocieron que hay una pilar fundamental que hace falta y es la prevención de la violencia hacia la mujer o hacia los niños. A la vez, la cantidad de denuncias colabora y “motiva a que el Estado tome otro tipo de políticas”, concluyó Giuffrida.


Datos

8 meses
meses, es el plazo que tarda la fiscalía aproximadamente en llevar adelante un proceso de este tipo.
2 mujeres por día
denunciaron a su pareja o ex por violencia, en la Comisaría de la Familia en 2019.

Comentarios


Violencia de género: 670 denuncias en diez meses ¿cómo trabaja la fiscalía de Roca?