Violencia de género: cuestionan a concejal “por hacer política”

El intendente Gustavo Gennuso aseguró que hoy, cumplen con una ordenanza “que nadie cumplía” y pidió a la concejal que denunció una subejecución del presupuesto que “pida los números en la Secretaría de Hacienda”.



Violencia de género: cuestionan a concejal “por hacer política”

Archivo

Hacen política en un día muy especial y realmente indigna porque se armaron equipos, se destinan recursos y se cumple con una ordenanza que nadie cumplía”. El intendente Gustavo Gennuso cuestionó duramente a la concejal Ana Marks por la difusión de un nuevo pedido de informe al Ejecutivo Municipal consultando por la subejecución del presupuesto destinado a la violencia de género, en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. Lo hizo en su programa de radio “De vecino a vecino”.

La subsecretaria de Políticas Sociales del municipio, Alejandra Schneebeli, aseguró que “enredar a la gente con números es tramposo porque no todo sale de la misma partida”.

“Se ha ordenado, enriquecido y fortalecido al equipo con 6 operadoras en la línea 102, al igual que en la Casa Amulen y hay incluso un equipo de supervisión con psicólogas para cuidar a las trabajadoras”, dijo.

Aclaró que “los sueldos son muchos y no salen de esa partida específica, salvo alguna situación de emergencia que amerite contratar a algún personal especial. Lo mismo que el mantenimiento de la Casa Refugio, la comida o la ropa”.

Puntualizó que se compraron más cámaras, alarmas, cercos e incluso, en la línea 102 se instaló un equipo nuevo que permite registrar y grabar las llamadas. Schneebeli puso como ejemplo también las campañas de prevención que “salen de la partida presupuestaria prensa y, como hay que cuidar la plata porque es de todos, nos alegramos que prensa destine dinero en esto”.

Respecto a la partida específica para violencia de género, la funcionaria remarcó que “150.000 pesos están pendientes de pago, en el camino burocrático. Pero ese dinero ya tiene destino”.

“La comunidad debe saber que hemos pagado alquileres porque muchas veces, los problemas de vivienda son lo que más condicionan las situaciones de violencia. Hemos comprado dos casillas, hemos sacado muchos pasajes para que las personas vuelvan a su lugares de origen, hubo subsidios por alimentos y medicamentos. De los 890.000 pesos no queda disponible casi nada. Sólo 80.000 pesos, es decir, una altísima ejecución presupuestaria”, finalizó.


Comentarios


Violencia de género: cuestionan a concejal “por hacer política”