Volverán a juzgarlo por homicidio

Un tribunal de Bariloche había absuelto a Emilio Ismael Aguilar por el crimen de Franco Gavilán ocurrido en enero pasado. Pero el STJ de Río Negro revocó la sentencia.





El 22 de noviembre pasado, los jueces de la Cámara Criminal Primera de Bariloche, Marcelo Barrutia, Miguel Gaimaro Pozzi y Emilio Riat, condenaron a Adrián Javier Matlaszuk a 12 años de prisión como autor del homicidio, agravado por el uso de arma de fuego, del joven Franco Gavilán. Pero absolvieron al otro imputado, Emilio Ismael Aguilar, porque concluyeron que no se acreditó con certeza su participación en el crimen.

El fiscal Martín Lozada y la querella impugnaron el fallo y el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro admitió los recursos de casación y resolvió anular parcialmente la sentencia del tribunal de Bariloche “en cuanto absuelve a Emilio Ismael Aguilar del delito por el que fue juzgado”.

Además reenviar el expediente al tribunal de origen para que, con distinta integración, se haga un nuevo juicio.

La sentencia se dictó en julio pasado, pero se publicó recientemente en la página oficial del Poder Judicial.

La jueza Adriana Cecilia Zaratiegui recordó que a los imputados se les atribuyó haber atacado la tarde del 27 de enero de 2017, en el paraje Mallín Ahogado, a Gavilán.

Según la acusación fiscal, Aguilar acompañado de Matlaszuk, se acercó a Gavilán, lo insultó y le aplicó un golpe de puño en el rostro. Gavilán se enojo y extrajo un cuchillo para enfrentarlo. Pero Aguilar sacó una faca de mayor porte y Gavilán huyó corriendo del lugar.

Aguilar salió en su persecución y su hijastro Matlaszuk detrás. En la carrera, Aguilar cayó al suelo y Matlaszuk extrajo un arma de fuego de puño que portaba en la cintura. El joven efectuó al menos tres disparos y un proyectil dio en el cuello de Gavilán, atravesó la arteria carótida primitiva, lo que causó una grave hemorragia.

La víctima murió durante el traslado al hospital de El Bolsón. Los agresores fueron detenidos después. La víctima tenía 23 años.

La jueza cuestionó el fallo absolutorio porque el tribunal valoró que un solo testigo escuchó que Aguilar le gritó a su hijastro que lo matara. “Se advierte así la arbitrariedad del razonamiento de la sentencia, por su manifiesta insuficiencia y carencia de fundamentación”, concluyó.

Dijo que el tribunal “no se ocupó de explicitar los motivos por los que tal testimonio, único que incluía tal directiva verbal, no resultaba suficiente para tener por comprobado ese extremo, puesto que nada expuso sobre los elementos que le habrían restado credibilidad al testigo y su declaración”.

Para Zaratiegui, “la falta de fundamentación adecuada de la sentencia impone su anulación parcial -sólo acerca de la situación de Aguilar- y el reenvío para que el tribunal de origen, con diversa integración, lleve adelante un nuevo juicio en relación con el nombrado”, sostuvo la jueza.

Los jueces del STJ Sergio Barotto y Ricardo Apcarian adhirieron. Mientras que Liliana Piccinini y Enrique Mansilla se abstuvieron.

Dato

Adrián Javier Matlaszuk fue condenado a 12 años por el crimen y Emilio Ismael Aguilar había sido absuelto pero el STJ anuló el fallo.

Datos

23
Tenía Fracó Gavilán cuando fue asesinado a balazos el 27 de enero de 2017. Uno de los disparos dio en el cuello.
Adrián Javier Matlaszuk fue condenado a 12 años por el crimen y Emilio Ismael Aguilar había sido absuelto pero el STJ anuló el fallo.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Volverán a juzgarlo por homicidio