Volvió a nevar y los turistas disfrutaron de Bariloche

Más de un metro de nieve en la parte alta del Catedral. La temporada sigue a pleno en toda la región.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El invierno parecería haber retornado en todo su esplendor y el frío, las lluvias y nevadas azotan hace días la cordillera.

Ayer volvió a nevar en las partes altas de las montañas y los parques de nieve aledaños a Bariloche volvieron a pintarse de blanco.

Las nuevas precipitaciones acumularon más de un metro de nieve en la parte alta del Catedral y 20 centímetros en su base.

También nevó en el cerro Otto, que tiene tres centros invernales para el turismo, el cerro López y Challhuaco, hacia donde diariamente concurren decenas de turistas.

En la cumbre del cerro Otto, a 1.405 metros sobre el nivel del mar, se ubica el complejo Teleférico Cerro Otto, propiedad de la Fundación Sara María Furman, el cual es visitado por centenares de personas. Se asciende por el teleférico desde el kilómetro 5 de la avenida Los Pioneros, hasta una confitería giratoria, única en Sudamérica.

Uno de los grandes atractivos del lugar son las magníficas pistas de trineos, con personal y sistemas de seguridad.

El descenso transcurre entre bosques de lenga y se regresa subiendo por varios senderos y escaleras.

El verano pasado se comenzó a construir un monoriel, con capacidad para 45 personas, el cual a partir del invierno 2006 trasladará a los visitantes nuevamente hasta el inicio de las pistas.

El teleférico abre sus puertas de 10 a 18 y el costo de ingreso al predio y ascenso es de 30 pesos mayores y 15 menores.

Además de deslizarse con el trineo se pueden emprender caminatas con raquetas por el bosque y disfrutar de las instalaciones de la confitería giratoria, con buena gastronomía, visitar el museo de arte, con las réplicas de las obras de Miguel Angel, El David, El Moisés y La Piedad y pasar un día en familia, junto a la naturaleza.

En el caso de ascender al Otto por el camino vehicular se arriba después de 4 kiló

metros al complejo invernal Piedras Blancas, el cual cuenta con una escuelita de esquí alpino, dos aerosillas, confitería, pista de trineos y paseos en snow bus.

En las pistas se acumulaban ayer 50 centímetros de nieve y decenas de turistas disfrutaron sobre ella. Allí concurren en particular estudiantes y brasileros.

 

Pistas en el bosque

 

Un kilómetro más adelante se ubica el Centro de Esquí Nórdico, con pistas para esquiar por el bosque, cubierto actualmente de nieve.

Hay escuela de esquí, alquiler de equipos, confitería con todos los servicios, paseos en motos "snow cat" y un cálido refugio con hogar a leña.

En sus inmediaciones se ubica el Berghof, otro refugio con muy buena gastronomía, museo de montaña y paseos con raquetas de nieve.

Apenas algunas de las muchas actividades que propone Bariloche para que los turistas disfruten a pleno sus vacaciones de invierno.


Comentarios


Volvió a nevar y los turistas disfrutaron de Bariloche