Los mágicos pozones del Caleufú: por qué es imprescindible conocerlos

Están a unos 50 kilómetros de San Martín de los Andes y allí podés hacer pesca, trekking y darte el chapuzón de tu vida.

Si vas a San Martín de los Andes debés saber que existe un lugar que es “imprescindible” conocer antes que se vayan los días de calor. A unos 20 kilómetros, después de pasar Meliquina por la ruta 63 que te lleva a paso Córdoba debes tomar un camino complicado, rodeado de pinos, montañas y agua turquesa, para descubrir el entorno natural más bello: los pozones del Caleufú.

El río que le da su nombre nace de la unión del río Meliquina y el Filo Hua Hum, en Neuquén, dentro del departamento Lácar.

Lo vas a conocer y nunca vas a olvidar su particular geografía que es producto de una drástica erosión que el tiempo, y el agua marcaron sobre las piedras de manera caprichosa, dando lugar a túneles y pozones de gran profundidad.

Por estos días de verano, las grandes bases de piedra hacen de “decks” naturales. El acceso a es a través de la tranquera de un campo, y llegar hasta el curso de río no es sencillo, debido al escarpado camino peatonal, una senda patagónica estrecha, de material inestable.}

Los fanáticos de la pesca aseguran que este río es ideal para principiantes, no solo por la gran cantidad de truchas que posee, sino también porque el agua es tan cristalina y baja que es posible ver a los peces que habitan en movimiento. Los profesionales y amantes de la pesca recomiendan llevar cañas N°3 o N°4 para la práctica con ninfas e incluso moscas secas.

Y si seguís el río por el camino en el auto, unos 4 km hacia Paso Córdoba, está Casa de Piedra, una cueva milenaria en la que podés ver algo de arte rupestre.

En ese lugar, donde el río, toma formas mas convencionales y deja de estar encajonado. Y como si esta maravillosa muestra de la naturaleza no alcanzara, también se suman al banquete de un día sin igual, las águilas moras, los aguiluchos, algún que otro cóndor surcando los cielos y claro, jabalíes, ciervos colorados, liebres y hasta algún puma.

El verano, como se dijo es un gran momento para ir y probar un chapuzón, pero también en la primavera, o en otoño, cuando las aguas bajan con enorme energía, y los pozones quedan sumergidos, ir a pasar el día con un entorno de ensueño es un gran plan.

En la mano de enfrente, tenés la entrada a Filo Hua Hum, un lago dentro del Parque Nacional Lanín, con camping organizado. Si vas debés recordar que es naturaleza en su máxima expresión. No hay servicios turísticos de ningún tipo, ni señal de celular, ni guardavidas, ni sala de primeros auxilios. Cuidate y cuidalo, es importante que vuelvas con tu basura y que no hagas fuego.


Cómo llegar a los Pozones del Caleufú


Para llegar a los Pozones del Caleufú, hay que salir de San Martín de los Andes y recorrer 27 km por la Ruta 40. Luego, a mano izquierda, se toma la ruta 63 durante 15 km aproximadamente, hasta llegar a Villa Meliquina.

Luego de bordear su lago, se llega a una bifurcación en la que hay que doblar hacia la izquierda y comienza un camino de ripio. Dos kilómetros después, hay un estacionamiento para dejar el auto. Ahí se encuentra la bajada al río, que se hace caminando sobre las enormes piedras.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios