Las Grutas tiene una playa para cada tipo de turista: ¿A cuál vas a ir en verano?

No importa si sos tranquilo, fanático de los buenos piques o amante de los días intensos. En el balneario hay un lugar ideal para vos, y en esta nota te lo contamos. No te la pierdas

Las Grutas tiene un universo de playas para descubrir. Desde lugares céntricos hasta rincones alejados, ideales para los amantes de la desconexión. Por eso es hora de priorizar tus preferencias. Porque esos gustos que delinean tu “perfil de turista” serán los que te guíen al balneario ideal para vos. Acá te los contamos.


La primera bajada: Para los que buscan “tener todo ahí”, recorriendo poco


Si sos de los que aman la playa pero no quieren recorrer mucho y buscan un rincón céntrico que les permita disfrutar teniéndolo todo a la mano, la primera bajada es tu mejor opción.

Es que el sector está enclavado en un punto estratégico, ya sea si se lo mira desde la costa o desde la peatonal. Si estás en la arena, tendrás a metros la franja de acantilados que tiene las famosas grutas que le dan nombre al destino.

Así que, entre chapuzón y chapuzón, podrás caminar un poco y sacarte una selfie en ese punto en el que las rocas muestran sus aberturas, que son como bocas cavernosas que el mar llena de espuma cuándo llega a su plenitud.

En bajamar abandonar la playa no será necesario. Se podrá seguir disfrutando, porque muy cerquita están los piletones que, hace décadas, se cavaron en la restinga (esa superficie rocosa que conforma el lecho marino). Bañarse allí será un placer, ya que el agua queda atrapada en ellos y se va entibiando con el sol.

En ese sector también existe un parador para aprovisionarse, ir al baño y comer algo rico. Además, al regresar a la peatonal, nos toparemos de frente con la plaza Víctor Menjelou que tiene la feria de artesanos. Desde allí uno puede conectar con toda la oferta comercial y la diversa gama de restaurantes y sitios de comida al paso.


La Rinconada: Amantes de la pesca, éste es su lugar


Los que cuándo piensan en playa sólo ven el hábitat de sus próximas capturas y evalúan su belleza en base a la productividad de sus piques, no tendrán que pensar mucho: esta bajada es su lugar. Es que aquí, donde comienza a reinar la calma aunque no estemos tan lejos del centro, la pesca variada se da todo el año.

Los que más salen son los sargos y los pejerreyes, que no se perturban por la irrupción de turistas y siguen acercándose confiados, quedando a la mano de los buenos pescadores.

En pleamar su frente rocoso que balconea a la playa se convierte en el punto ideal para tirar el anzuelo. Y al atardecer o bien temprano, si el mar comenzó a subir lentamente, también habrá suerte con la caña.

El paisaje también es una tentación. Los acantilados tienen suaves ondulaciones y son de un blanco grisáceo, que recuerda la superficie lunar, plagada de pequeños huecos. Por eso también es un sector ideal para desconectarse. Es una de las playas más populares del acceso norte del balneario.


Piedras Coloradas: Fanáticos de la calma, pero que quieren servicios cerca


las grutas playa piedras coloradas

Se puede ser fan del contacto con la naturaleza, pero sin dejar de tener algunos servicios a la mano.

Si ése es el espíritu que buscás un balneario, este sitio es para vos. Está ubicado a sólo 5 km de Las Grutas, y es la mejor alternativa. Es que además de su paisaje aquí se reúne un público que disfruta en calma, sin perseguir que la música a todo volumen apague el ruido de las olas, o que la ocupación del espacio le quite lugar a la privacidad y al disfrute.

La belleza del entorno hace el resto: una arena densa y amarilla en la que el cuerpo se hunde para recibir el sol, piedras rojizas por la presencia de un mineral llamado feldespato que brillan como rubíes y un mar que enmarca, rumoroso e invitador.


El Sótano: ¿Buscás desconexión y pura naturaleza? Éste es tu rumbo


Si te gustan las playas agrestes y solitarias, éste será tu lugar. Ubicado a 8 km del balneario Piedras Coloradas y a unos 14 km al sur de Las Grutas el sector enamora con su paisaje increíble, donde la arena recibe a un mar brioso y los altos acantilados muestran cavernas en las que, décadas atrás, los que se dedicaban a la recolección costera de pulpitos dejaban sus capturas, para que la humedad las mantuviera a resguardo. De allí el nombre con el que se la bautizó. Lo que es necesario recordar es que no cuenta con paradores ni servicios, por lo que habrá que aprovisionarse para vivir a pleno el día al aire libre.


Para tener en cuenta: Cuánto sale ir a Las Grutas


Hasta las fiestas de fín de año Las Grutas mantendrá sus precios de temporada media, así que para este finde extra largo del 8 de diciembre un alojamiento para una pareja y dos chicos en una zona cercana a la playa estará entre $25.000 y $30.000 diarios.

Por el mismo espacio, a partir del 26 de diciembre pedirán $65.000, así que los que puedan planificar una escapada no lo duden. Éste es el momento ideal para viajar.

Por otra parte hay recordar que está vigente el cobro de la ecotasa. Es un suerte de impuesto al turismo que prevé que todos los que se alojen en cualquiera de las plantas urbanas (Las Grutas, San Antonio y el Puerto San Antonio Este) paguen un plus por su estadía.

Las sumas varían según la categoría del alojamiento, y se cobran por un máximo de tres días, aunque la estadía se extienda por un lapso más amplio.

Esos valores son $234 diarios para alojamientos de una estrella, $404 para los de dos, $617 para los de tres, $170 un cámping y $234 por día en el caso de los jubilados, más allá del lugar que elijan para el pernocte.

El plus deberá pagarse aparte, a través de un código QR que facilitará el prestador.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios