Weretilneck intercederá para evitar el desalojo de la comunidad mapuche Buenuleo

Fue uno de los compromisos que el gobernador asumió durante una reunión con mujeres de comunidades mapuches de Bariloche. También, tratará de contactar a los jueces federales, que tienen la causa por el homicidio de Rafael Nahuel.



El gobernador Alberto Werertilneck recibió a las mujeres mapuches esta noche de miércoles en el Centro Administrativo de Bariloche. (Foto: Marcelo Martínez)

El gobernador Alberto Werertilneck recibió a las mujeres mapuches esta noche de miércoles en el Centro Administrativo de Bariloche. (Foto: Marcelo Martínez)

“Fue una reunión dura, difícil”, resumió esta noche de miércoles el gobernador Alberto Weretilneck, tras un encuentro con mujeres de las comunidades Lof Lafken Winkul Mapu y Buenuelo, que se extendió durante una hora y media, en el Centro Administrativo Provincial de la calle Onelli al 1400.

El gobernador se comprometió a recibirlos cuando un grupo de mujeres y hombres mapuches irrumpió hace 15 días en la Municipalidad de Bariloche con una serie de reclamos.

El gobernador Alberto Weretilneck recibe el documento con los planteos de manos de María Nahuel, tía de Rafael. (Foto: Marcelo Martínez)

Los referentes de la comunidad Lafken Winkul Mapu plantearon esta noche de miércoles sus reclamos y criticaron en duros términos al gobernador. Le recordaron que los había tratado de terroristas, de integrantes de la RAM en declaraciones que había hecho tiempo atrás en algunos medios de prensa.

La representante de la comunidad Buenuelo le explicó a Weretilneck el conflicto que mantienen por la posesión de un lote de alrededor de 90 hectáreas, en la zona del barrio Pilar II.

Durante el encuentro, el gobernador escuchó una catarata de críticas de las mujeres mapuches. (Foto: Marcelo Martínez)

Y le solicitó que intervenga para evitar que se ejecute una orden de desalojo que dispuso a mediados de septiembre pasado el juez de garantías Sergio Pichetto, cuando admitió la formulación de cargos contra 8 miembros de la comunidad Buenuleo por el delito de usurpación.

Los imputados fueron acusados de haber despojado la mañana del 10 de septiembre último a los titulares del lote. Desde ese momento, los mapuches están instalados en el predio. Explicaron que fue un acto de recuperación de lo que forma parte de su territorio comunitario.

La orden de desalojo fue confirmada la semana pasada por el juez Marcos Burgos, que revisó el fallo de Pichetto y lo ratificó. Burgos desestimó todos los planteos de la defensa de los mapuches imputados.

Los mujeres de la comunidad Lafken Winkul Mapu le recriminaron al gobernador que los calificara de "terroristas". (Foto: Marcelo Martínez)

Weretilneck se comprometió a contactarse con el juez de la causa penal donde están incriminados miembros de la comunidad Buenuleo para evitar el desalojo y abrir una instancia de dialogo y mediación. Dijo que se comunicaría a la brevedad con el magistrado.

También, el gobernador se comprometió a contactarse con los jueces federales que tienen la causa por el homicidio de Rafael Nahuel, que ocurrió la tarde del 25 de noviembre de 2017 en Villa Mascardi.

Los integrantes de la comunidad Lafken Winkul Mapu le reclamaron a Weretilneck que la causa aún no fue elevada a juicio. Y denunciaron que el imputado por el homicidio de Rafael, el albatros de la Prefectura Naval, Francisco Javier Pintos, que está procesado como presunto autor del homicidio agravado por el uso de arma de fuego, está en libertad. “Queremos justicia para mi sobrino”, reclamó María Nahuel, que tenía una remera con el rostro de Rafa.

Además, le informaron al gobernador que varios integrantes de la comunidad están procesados por la justicia federal por el delito de usurpación y le solicitaron que interceda para evitar que sean desalojados del predio de Villa Mascardi, distante a unos 25 kilómetros de Bariloche. En ese predio mataron a Rafael Nahuel de un tiro por la espalda.

Las mujeres asistieron con sus hijos a la reunión, que se hizo en el Centro Administrativo Provincial. (Foto: Marcelo Martínez)

La comunidad Lafken Winkul Mapu se instaló a principios de noviembre de 2017 en el lugar, con el argumento de que era una recuperación de lo que consideran es parte de su territorio. Por eso, Parques Nacionales denunció la usurpación y reclama la restitución de esas tierras.

Weretilneck pidió 10 días para tener una respuesta en la justicia federal a esos planteos. El gobernador ofreció que lo acompañara una de las mujeres a la reunión que gestionaría con los jueces federales.

Uno de los momentos duros del encuentro ocurrió cuando Blanca Grande le recriminó a Weretilneck que había incluido su apellido en un mapa del delito en Bariloche, que difundió años atrás. “¿Por qué salió mi apellido?”, le preguntó. “¿Usted me vio robando?”, insistió.

La joven criticó el desempeño de la Policía de Río Negro en los barrios del Alto de Bariloche. Y recordó que ella sufrió la pérdida de un ojo por un perdigón de goma de un cartucho que disparó un policía, que fue absuelto.

El gobernador salió al cruce cuando algunas mujeres de la comunidad Lafken Winkul Mapu lo cuestionaron por sus declaraciones a la prensa, en las que los tildó de terroristas y que pertenecían a la RAM.

Weretilneck atendió el pedido de Deolinda Buenuleo para evitar el desalojo en un lote del cerro Ventana. (Foto: Marcelo Martínez)

Weretilneck recordó la quema de la bandera argentina en El Bolsón y la toma del municipio. Y ratificó sus dichos. “Si alguien quema mi bandera, lo voy a acusar de terrorista”, afirmó. Y les aclaró que desde el Gobierno de Río Negro “no hay ningún tipo de animosidad ni de persecución hacia el pueblo mapuche”.


Comentarios


Weretilneck intercederá para evitar el desalojo de la comunidad mapuche Buenuleo