Parrilli se quejó del “espionaje”: “fui víctima y ahora me acusan a mí”

Expuso durante una hora y media ante la Comisión Bicameral de Fiscalización. Se quejó del intento de perjudicar a Cristina Fernández.

23 mar 2017 - 16:17
Comparte esta noticia

El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli se declaró hoy como “una víctima” de delitos que según indicó forman parte de “un espionaje político” por parte del Poder Ejecutivo y aseguró que el objetivo es encarcelarlo y perjudicar también a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Vine a traerle a los legisladores documentación escrita de los hechos de este espionaje político que se ha llevado adelante durante todo el 2016 por parte del Poder Ejecutivo, más específicamente de (Gustavo) Arribas y (Silvia) Majdalani”, en alusión a los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), dijo a los periodistas Parrilli al retirarse del Congreso.

El ex funcionario del kirchnerismo expuso durante una hora y media ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Actividades de Inteligencia del Congreso, que preside el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino, en relación a la causa por abuso de autoridad que se inició a partir de escuchas telefónicas entre él y la ex presidenta Cristina Fernández.

Marino aclaró que Parrilli no dejó documentación pero que se lo escuchó “con mucho respeto” y anunció que se creará una subcomisión de dos senadores (Roberto Basualdo y Marcelo Fuentes) y dos diputados (Teresa García y Soledad Martínez) para que se analice la denuncia presentada.

“Parrilli nos pidió venir y lo recibimos como en su momento recibimos a Miguel Angel Toma (ex titular de la SIDE durante la gestión menemista)”, explicó Marino a Télam, y agregó que el ex secretario general de la Presidencia “hizo una narración de toda su presentación, que nosotros respetamos, y que él ha hecho también a modo de denuncia ante en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral”.

El senador aclaró que la comisión respetará “lo que defina la Justicia” y que la conformación de la subcomisión se basa en que el oficialismo pretende “poner blanco sobre negro”.

Según Parrilli, durante la reunión exhibió documentación “probatoria” de que es “víctima de uno de los hechos de espionaje político que se han llevado adelante durante 2016” con el objetivo de perjudicarlo tanto a él como a la ex Presidenta.

“Hicieron un seguimiento desde febrero de 2016 hasta septiembre, con intervención de mis teléfonos. La causa terminó porque no encontraron nada, una jueza ordenó la destrucción de esas supuestas pruebas y esto no se cumplió. Es más, la causa terminó y a los dos días había otra causa contra mi persona de la que tampoco sacaron nada”, dijo Parrilli a los periodistas en las puertas del anexo del Senado.

Para el ex funcionario “se cometieron varios delitos” en su contra y enumeró: “Filtración de comunicación, la no destrucción pese a que había orden judicial, tareas de inteligencia interna que está prohibida por ley y las víctimas ahora somos nosotros, pero nada dicen de lo que le están haciendo a otros dirigentes”.

“Yo fui víctima de los delitos y ahora hay fiscales que me acusan a mi y hasta me quieren meter preso”, agregó.

La paradoja de todo esto, es que ¡me denuncian a mi!. Fiscales que son cómplices de esa maniobra delictiva como (Guillermo) Marijuan y (Germán) Moldes”, remató el ex mano derecha de Cristina Fernández de Kirchner y aseguró: “Nosotros no mandamos a apretar jueces ni fiscales. Durante nuestra gestión nunca se filtró ninguna pinchadura telefónica”.

En algunas de las grabaciones que se hicieron públicas, Cristina le reclama a Parrilli salir a “apretar” jueces y fiscales, además de hablar sobre “carpetazos”.

El lunes por la mañana, el fiscal federal Federico Delgado apeló la decisión del juez Rodolfo Canicoba Corral de archivar la investigación por una de las escuchas telefónicas en las que se habla de “carpetas contra jueces y fiscales”.

Télam.

Últimas noticias de ésta sección