La gloria de la jardinería: las manos en la tierra, la cabeza en el sol, el corazón con la naturaleza. Alimentar un jardín es alimentar, no sólo en el cuerpo, sino el alma”.

Hacé del jardín tu mejor ambiente

Los días se vuelven más lindos y es hora de poner el patio en condiciones. Plantas, piedras, troncos... todo vale. Animate al diseño de mano de los especialistas.

13 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Los días de a poco comienzan a alargarse, ya no hace tanto frío y queremos pasar más tiempo al aire libre. Entonces, ocuparnos del jardín se vuelve una prioridad. Pero no sólo es cuestión de ir a comprar plantas y ponerlas sin ton ni son, el diseño hace la diferencia.

Hoy consultamos a cuatro paisajistas que nos explican su modo de ver el jardín y nos dan los tips para hacer de tu patio el mejor ambiente de la casa.

Amplificar el espacio

Lo primero a considerar a la hora de diseñar el jardín es qué te gustaría tener y para qué. “En la primera entrevista con los clientes les pregunto si tienen chicos, si les gusta disfrutar del espacio verde, qué cosas les gustaría tener”, cuenta la paisajista neuquina Josefina Crosoliti. “A veces lo que se necesita es tener impacto visual, a veces es más funcional. Tal vez prefieran tener una huerta, un área de juegos o dejar espacio libre y hacer muchos rincones”, explica.

Claro que no todo tiene que ser de grandes dimensiones. “Me gusta mucho hacer espacios chicos. Un patio, un balcón o una terraza sirven para hacer un diseño, incluso es más desafiante”, se entusiasma. “Tenés que tratar de resolverlo y maximizarlo para que el espacio no se achique. A veces no se puede llenar de plantas porque enseguida te quedás sin jardín, entonces tenés que aprovechar más que nada los contornos”.

¿Cuáles son tus recursos favoritos?, le preguntamos. “En las paredes, por ejemplo, suelo armar jardines verticales, tratar de hacer estructuras y colgar macetas. También está muy bueno poner cosas en hierro, en una textura medio oxidada, y mezclarlas con plantas”. Pero ¡ojo!, advierte, “no podés poner cualquier planta. Cuando uno diseña tiene que pensar en la planta adulta, aunque cuando recién las ponés decís qué chiquitito, qué distanciado”, para evitar tener que trasplantar o entresacar en poco tiempo.

Cuidar la inversión

“Como paisajista, lo que hago es interpretar lo que quiere el cliente y trasladarlo al diseño”, cuenta Claudio Funes, que desde hace 18 años arma jardines y parquizaciones en el Alto Valle. Y en la sugerencia de plantas tiene en cuenta el clima, la orientación, los vientos y las dimensiones. “Hay que calcular el tamaño disponible y cuánto crece la especie que plantás. Por ejemplo un sauce adulto puede llegar a medir 10 metros de diámetro”, aclara.

Respecto de las parquizaciones, explica que le ha dado gran resultado colocar césped en panes: “Con eso estamos avanzando un año en el parque”. Y enfatiza: “En lo que hacemos más hincapié es que tengan una muy buena fuente de agua, con el caudal necesario. Porque yo tomo un parque como una gran inversión que hay que proteger. Un buen régimen de cuidado y de riego protege tu inversión. Un día que no lo regaste y podés perder todo lo sembrado”.

Repensar el paisajismo

“Todo aquello que puedas visualizar en tu mente y quede lindo es posible de hacer”, dice Ricardo Kleine Samson, que lleva más de treinta años haciendo espacios únicos en la Norpatagonia.

Para este jardinero, escritor y fotógrafo –como él mismo se ha definido alguna vez–, “hay que repensar el tema del paisajismo desde una función más práctica, aggiornarlo a lo que está pasando hoy”, porque el concepto de jardín está cambiando. Entonces es necesario integrarlo a las nuevas formas de vida. “La gente moderna no quiere problemas con el jardinero, con el del riego. Cuanto más sencillos sean sus jardines mejor es su vida”, explica.

¿Qué es lo primero que pensás a la hora de diseñar un jardín?, le preguntamos. Y la respuesta escapa urgente, casi como una necesidad: “Desde hace unos años estoy apuntando a minimizar el consumo de agua y el mantenimiento. Pienso en plantas, en flores, en árboles... pero hay que usar el agua con una mayor precaución, con un criterio distinto al que siempre se usó”. Y continúa: “En el Valle, y esto dicho por el INTA, se necesitan 10 litros de agua por m² de césped. Si multiplicás ese número por los m² de césped que hay en la zona, te va a dar una cifra astronómica. Y considerando los problemas que tenemos con el agua, para transportarla, la energía para llevarla adonde querés... falta sentido práctico”.

De la mano de la ecología

“Hoy el mundo apunta a lo sustentable y en paisajismo y jardinería nos tenemos que poner a tono con el compromiso ecológico que eso significa”, dice Verónica Pellegrini, que se dedica a los llamados jardines naturaleza. “Es una corriente estética y ecológica que trabaja con especies nativas, adaptadas a la zona y con comunidades de especies que se relacionan entre sí. Esto estéticamente genera un espacio lo más parecido a la naturaleza”, explica.

“Este estilo permite que el jardín se vea siempre bien, natural, sin mantenimiento. Y eso es muy importante en zonas como esta, donde no todos los loteos tienen los servicios habilitados e incluso hay casas que se usan sólo en temporada”, aclara esta especialista en paisajismo y medioambiente radicada en San Martín de los Andes. Y destaca: “Acá tenemos unos suelos maravillosos y humedad garantizada”.

El jardín huerta es otra de las técnicas que está implementando. Implica “trabajar el jardín y la huerta en conjunto, en la misma superficie, integrando en el mismo cantero algunas hortalizas”, se entusiasma.

Qué hacer en agosto

“Ahora es tiempo de plantar todo lo que sea raíz desnuda, plantas de follaje caduco. Ya para fines de agosto o principios de septiembre podemos mover algunas plantas perennes, coníferas, jazmines”, explica Funes. Y agrega: “También hay que preparar todo lo que es floral. Ya se tendrían que estar terminando de colocar los bulbos para que en primavera estén brotando”.

“Además ahora que empezó a mermar el frío se hace la poda de rosales y hortensias, que es necesaria antes del rebrote”, acota Crisoliti. Pero no sólo hoy, “siempre hay algo para hacer. El mantenimiento integral es importante”. Enumera: resiembra, poda, limpieza de canteros, recambio floral, fertilización, trasplante.

“También es el momento perfecto para hacer trasplantes o plantaciones, porque termina la temporada de lluvias (que en la cordillera es de mayo a agosto) y tenés toda la humedad en el suelo”, concluye Pellegrini.

Los paisajistas y
sus especies favoritas
“Me gusta mucho el prunus mume, que florece en pleno en julio. Cuando todo está seco, el prunus está lleno de color”.
Ricardo Kleine Samson
“Mis preferidas son las gramíneas, y dentro de ellas la stipa s.p. Dan ese estilo más suelto, más dinámico, se mueven con el viento”. Verónica Pellegrini
“Me gusta mucho el rhus. Va en todo tipo de espacios. Es un arbolito pequeño que en otoño se pone color fuego antes de perder las hojas”. Josefina Crisoliti
“El jardín naturaleza es ideal para los espacios públicos. Si empezamos a pensar el diseño desde algo más natural y más suelto, ahorramos en mantenimiento”.
Verónica Pellegrini,
técnica forestal.
Los precios del jardín
$ 500
el m² y podés armar tu rincón seco. Es una alternativa sencilla y económica para un espacio moderno y sofisticado.
$ 120
promedio cuesta el m² de césped en panes. Representa un cambio inmediato.
$ 20.000
es el mínimo con el que debés contar para hacer un parquizado de 100 m² desde cero e incluyendo el sistema
de riego.
El riego por goteo
es el que menos desperdicio de agua tiene. Lo dosificás mejor y se aprovecha mucho más, porque regás al lado de la raíz.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección