Las obreras de la Textil Neuquén donaron sábanas al Castro Rendón

Fueron confeccionadas en el “maquinazo” frente a Casa de Gobierno. “Queremos devolverle a la comunidad algo de todo el apoyo que nos están brindando” expresaron.

17 feb 2017 - 11:09
Comparte esta noticia

Las obreras de la Textil Neuquén entregaron en el hospital Castro Rendón las sábanas que cosieron el martes en el “maquinazo” frente a la Casa de Gobierno.

Queremos devolverle a la comunidad algo de todo el apoyo que nos están brindando y exigirle al gobierno que tome las medidas necesarias para que los Huerta restituyan las máquinas robadas para poder volver a trabajar”, expresaron las mujeres.

Las obreras de la Textil Neuquén donaron sábanas al Castro Rendón
Esta mañana, las textiles entregaron las sábanas y manoplas que cosieron durante el “maquinazo”.

Las sábanas fueron destinadas al servicio de Terapia Intensiva Infantil y las manoplas al de Cocina, donde se vivieron momentos de gran emoción entre las trabajadoras.

Las 36 textiles se encuentran ocupando el taller del Parque Industrial desde el 31 de enero, cuando se enteraron que durante sus vacaciones, los dueños de la empresa estaban retirando la maquinaria.

Las obreras de la Textil Neuquén donaron sábanas al Castro Rendón
Unidas: las trabajadoras del hospital Castro Rendón mostraron su apoyo a las obreras textiles.

Desde ese momento han cosechado un fuerte apoyo de distintas organizaciones sociales y su historia tomó relevancia salarial. A la par, han mantenido audiencias con representantes de la firma y han denunciado a los empresarios Huerta por administración fraudulenta e infiel.

Tanto los dueños de la Textil como el ministro de Producción, José Brillo, pusieron como condición para avanzar con cuestiones económicas el desalojo de la fábrica, postura rechazada por las mujeres, que reclaman la devolución de las máquinas por ser “parte de una prenda de un crédito que no está cancelado” y la continuidad de sus puestos laborales.

Las obreras de la Textil Neuquén donaron sábanas al Castro Rendón
Con la emoción a flor de piel, las trabajadoras intercambiaron abrazos.
Neuquén (AN)