1947, el año en que todo empezó... incluido Bowie

El 8 de enero de ese año nacía David Bowie. Este mismo día, pero del 2016, editaría “Blackstar”, su 25º y último disco, ya que moriría dos días después. Un libro de Elisabeth Åsbrink describe la trascendencia del año en cuestión.

Un Bowie feliz tras el estreno de la obra "Lazarus", apenas dos días antes de su fallecimiento el 10 de enero de 2016.

Un Bowie feliz tras el estreno de la obra "Lazarus", apenas dos días antes de su fallecimiento el 10 de enero de 2016.

Todos los años tienen lo suyo, aunque no todos signifiquen lo mismo. Hay años y años. Años que no necesitan explicarse para saber por qué ocupan el lugar que ocupan en la historia y en la memoria colectiva. 1917, 1945, 1968, 1989 son años que hablan por sí mismos. La Revolución Rusa, Perón, Mayo, Berlín.


Pero otros años, la mayoría de ellos, que no lucen trascendentes a simple vista, años de los cuales no tenemos registro inmediato de sucesos sobresalientes. 1947, por ejemplo: pasaron cosas allí, por supuesto, pero cuáles. Ya veremos, porque son unas cuantas.
1947 es un año muy importante, más de lo que podemos imaginar. La periodista sueca Elisabeth Åsbrink (Gotemburgo, 1955) reparó en él como nadie y llegó a una conclusión: 1947 fue el año en que todo empezó… incluido David Bowie.


"Blackstar", tema que abre el disco homónimo, el último publicado por David Bowie hace exactamente cinco años.


Pero si 1947 es un año trascendental para la historia del siglo XX, lo es también –en parte, claro– porque es el año en que Bowie nació. Más aún, en un día como hoy.
Pero Bowie no nació Bowie, sino David Robert Jones, el 8 de enero de ya sabemos qué año en el multicultural distrito sureño de Londres. Hay algo muy particular con el mes de enero en la vida de Bowie. No sólo nació, sino que también murió en enero, apenas dos días después de haber cumplido 69 años, el 10 de enero de 2016.


Pero el 8 de enero de 2016 hubo algo más en la vida del, entre otros, Duque Blanco: ese día editó “Blackstar”, su 25° y, dos días después lo sabríamos de un modo dramático, su último disco. Por lo que no que no fue disco póstumo por sólo 48 horas. Bowie moriría el 10 víctima de un cáncer hepático del que por entonces poco se sabía.
Volvamos a 1947 y a Elisabeth Åsbrink. En su libro “1947: el año en que todo empezó” (Turner, 2018). En sus páginas destaca que , si bien en 1945 la Alemania nazi se rinde y acaba la II Guerra Mundial, formalmente la capitulación se firma en febrero de 1947. Y lo que surge allí es una nueva geopolítica, la de la Guerra Fría entre Estados Unidos, Rusia y los aliados de uno y otro.
1947 es el año de los juicios de Nuremberg y también cuando por primera vez se utiliza la palabra genocidio, para calificar lo que sucedió con los judíos.
El sionismo recluta y organiza a los judíos que quieran ir a vivir en la colonia inglesa de Palestina. De manera ilegal ingresan al territorio y se asientan en él.

Imagen ciertamente perturbadora de Bowie protagonizando el videoclip de "Lazarus", que forma parte del disco "Blackstar" (2016).


En la ONU se discute qué hacer con Palestina y finalmente se decide la partición del territorio y la creación del Estado de Israel y de Palestina.
También sucede la independencia de la India y la partición de la colonia inglesa en dos países, la India y Paquistán. Y se elabora la Carta de los Derechos Humanos.
En el recorrido cronológico de Åsbrink por 1947 los episodios son seleccionados, dirá la autora, de manera intuitiva. “No soy historiadora, no tenía ninguna exigencia o la ambición de contar sobre este año lo más objetivamente posible”. Y en ese recorrido intuitivo y subjetivo del año en cuestión intercala con extraordinaria pericia literaria sucesos de su propia biografía familiar, más precisamente la de su padre, un niño judío sobreviviente del Holocausto.


Volvamos ahora por un instante a Bowie porque a partir de él, de algún modo, también todo comenzó. Fue durante casi cinco décadas un constante innovador de la cultura popular acentuando la importancia de l diseño visual y la estética en el rock. Fue un moderno constante. A donde llegáramos, Bowie n sólo ya había estado allí, ya se había ido.
Elisabeth Åsbrink no habló de Argentina en su libro, pero nosotros sí: 1947 fue el año en que Juan Domingo Perón anunció que todos los partidos que habían apoyado su campaña electoral del año anterior se disolvían para dar forma al Partido Único de la Revolución. O lo que es lo mismo el partido Justicialista. O lo que es lo mismo, el peronismo. De algún modo, para la Argentina 1947 también fue el año en que todo empezó.


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Temas

Música

Comentarios


1947, el año en que todo empezó… incluido Bowie