35 años de "Volver al futuro": historias, curiosidades y maratón por la tele

El 3 de julio de 1985 se estrenaba la primera de una saga de tres viajes por el tiempo protagonizados por el joven e impulsivo Marty McFly (Michael Fox) y el excéntrico Doc (Christopher Lloyd). Habrá maratón de la saga por Studio Universal.



Marty McFly y el Doc, viajeros en el tiempo que marcaron a una generación y siguen cautivando tres décadas y media después.

Marty McFly y el Doc, viajeros en el tiempo que marcaron a una generación y siguen cautivando tres décadas y media después.

El 3 de julio de 1985 se estrenaba en las salas de Estados Unidos “Volver al futuro”, la primera de una saga de tres viajes por el tiempo protagonizados por el joven e impulsivo Marty McFly (Michael Fox) y el irreverente y excéntrico Doc (Christopher Lloyd) en el legendario DeLorean DMC-12 plateado. En Argentina, la película, como sucedía en aquellos años, se estrenó unos cuantos meses después, el 26 de diciembre. 


Este viernes, desde las 18, la señal de cable Studio Universal emitirá una maratón que incluye “Volver al Futuro” I y II, 


El presente mismo de la historia ya es el futuro, no muy lejano pero futuro al fin para los espectadores de aquel 3 de julio. Marty llega al laboratorio del Doc el 25 de octubre de 1985 a las 8.18 de la mañana. Para cuando huye de los libios en el estacionamiento en el DeLorean con rumbo a, él no lo sabe, 1955, es la 1:35 AM del día siguiente.  

La trama es conocida: los terroristas libios llegan al estacionamiento donde el Doc íba a mostrarle el auto que lo llevaría del viaje por el tiempo en busca del plutonio que funciona como combustible. Las cosas terminan mal; el Doc es acribillado y Marty escapa del lugar en el auto con tan ¿mala suerte? Que lo hará al pasado, más precisamente a 1955. La buena noticia es que el invento funciona. Las malas noticias serán las sucesivas, involuntarias y muy divertidas por cierto modificaciones del pasado que alteran su vida en 1985. 

El encuentro fortuito de Marty con sus padres, que para esos días de 1955 aún no se conocen, lo cambiará todo en adelante. Su futura madre se enamora de él, su padre es incapaz de relacionarse con nadie y el plutonio es inhallable en ese tiempo. Lo que sigue es una sucesión de enredos con final feliz: sus padres lograr conocerse y el Doc descubre el modo de enviarlo de nuevo a 1985. En el medio aparecen Calvin Klein, la por entonces impensada idea de un gobernante negro en EE.UU., Van Halen y  Darth Vader en pleno 1955, el solo de guitarra de “Johhny B. Good”, Chuck Berry y un ingenioso origen posible del rock, entre otras decenas de guiños de la cultura pop norteamericana. 

La película dirigida por Robert Zemeckis y coescrita junto con Bob Gale, iba a llamarse, a sugerencia de un ejecutivo de Universal Pictures, Spaceman from Pluto (El Hombre Espacial de Plutón), ya que le parecía que Volver al Futuro no era algo muy atractivo. Por suerte la sugerencia no prosperó, pero Zemeckis le hizo un pequeño guiño en la escena en donde el niño de la granja, a la que llega Marty, saca un cómic llamado Space Zombies from Pluto. 

Otra idea disparatada alrededor de la película, y esta sí le pertenecía a Zemeckis, era que la máquina del tiempo fuera una vieja heladera. Finalmente, decidió desistir de esta idea porque pensó que los niños podrían pensar que lograrían viajar en el tiempo si se encerraban en heladeras, lo cual consideró peligroso. Y claramente la idea del DeLorean es mucho mejor. 


Beef, Marty, Lorraine y el Doc, en un reencuentro en 2018.

Todo funcionó en Volver al Futuro, al punto de convertirse en la película más exitosa de 1985 al recaudar más de 380 millones de dólares, una barbaridad para aquellos años, más aún teniendo en cuenta que costó “apenas” 19 millones; y conseguir criticas positivas por las actuaciones de Fox, Lloyd, Thompson, Glover y Wilson, el guion, la Banda Sonora de Silvestri, las canciones Huey Lewis& The News, la dirección de Zemeckis, el maquillaje y los efectos visuales, además de recibir nominaciones a los Óscar y Globos de Oro. 

Ganó un Oscar en la categoría de Mejor edición de sonido, mientras que “The Power of Love”, los diseñadores de sonido, Zemeckis y Gale también fueron nominados, estos últimos en la categoría "Mejor guion original".

Los directores de la película siempre quisieron a Michael Fox en el papel de Marty pero eso estuvo cerca de no suceder porque en el momento del casting el actor no estaba disponible por su contrato con la exitosísima serie “Lazos de familia”. Contrataron a Eric Stoltz (por si no lo tienen, es el dealer de John Travolta en “Tiempos violentos”) en su lugar pero, al ver que no funcionaba, contrataron a Fox a pesar de que tuviese que hacer los dos proyectos a la vez. 

Curiosamente, Lea Thompson fue elegida para interpretar a la madre de Marty después de ver su química con Stoltz en la película “The Wild Life”. Aunque Stoltz finalmente no participó, Thompson y Fox funcionaron de maravillas. 

Más curiosidades "desde el pasado"

La inspiración del Doc.

El científico loco buena onda, no era del agrado del actor Christopher Lloyd al inicio, de hecho, rechazó el papel cuando se lo ofrecieron. Sin embargo, cambió de parecer cuando leyó el guión terminado.

Según testimonios del actor, para dar vida al Doc Brown, se inspiró en el científico Albert Einstein y el compositor Leopold Stokowski, ambos con cabelleras alborotadas. Algo que quedaría como marca registrada de su personaje.

Lloyd se quedó con el papel tras "superar" en el casting a John Lithgow, Dudley Moore y Jeff Goldblum.

Homenaje a Star Wars y Star Trek

Zemeckis no pudo evitar hacer una pícara doble referencia a las dos sagas de ciencia ficción más importantes del entretenimiento. Es recordada la escena donde Marty se disfraza como un extraterrestre, llamado Darth Vader y con una particular forma de respirar, proveniente del planeta Vulcano, añadiendo el clásico saludo de esa raza del universo de Star Treck.

El discurso de Ronald Reagan

Cuando Marty le dice al Doc que el presidente de Estados Unidos en 1985 es Ronald Reagan, el científico responde: “¿Ronald Reagan? ¿El actor? ¿Entonces quién es el vicepresidente? ¿Jerry Lewis?”.

A Reagan le gustó tanto esa referencia, que luego en un discurso oficial se le ocurrió citar una frase de Volver al Futuro: “A donde vamos no necesitamos caminos”.

Un ingenioso origen del rock

En el baile donde se conocerán finalmente sus padres, Marty sustituye al guitarrista de la orquesta para que pueda llevarse a cabo el plan en el que sus padres se enamoran. Dicho guitarrista, llamado Marvin Berry ya veremos por qué, se había lesionado la mano justo antes de la actuación, así que se quedó junto al escenario mientras Marty tocaba "Johnny B. Goode", la obra maestra de Chuck Berry. Claro que en ese año, 1955, todavía faltaban otros tres años para que Chuck Berry la compusiese. Durante la actuación, el guitarrista llama por teléfono y dice "Primo Chuck, ¿recuerdas el sonido que estabas buscando? Escucha esto".


Comentarios


35 años de "Volver al futuro": historias, curiosidades y maratón por la tele