Logo Rio Negro

5 destinos para degustar los más ricos salames del país

Córdoba, provincia de Buenos Aires y Entre Ríos se han especializado en su producción y se transformaron en un polo de atracción turística y gastronómica a través de su elaboración.



El salame es un producto nacido en Europa, pero producto de la inmigración llegó a nuestro país, se afianzó en el gusto del argentino e incluso transformó a algunas ciudades en polos gastronómicos del producto. Alrededor del salame nacieron fiestas, emprendimientos familiares, industrias y el desarrollo del turismo.

Mientras las distintas localidades se disputan quien desarrolla el mejor salame del país, el buscador de destinos turísticos Booking.com, seleccionó 5 destinos para descubrir, disfrutar y degustar de estos manjares.

Además estos destinos brindan la posibilidad de viajar a la “segunda ciudad” que es un tipo de viaje en el que se exploran destinos menos conocidos para intentar reducir el exceso de turismo y proteger el medioambiente, y es una tendencia que va a dar un salto importante este año.

Colonia Caroya, Córdoba

Ubicada a solo 45 km de la ciudad de Córdoba en la zona de las Sierras Chicas y muy cerca de Jesús María se encuentra Colonia Caroya. Su salame fue reconocido por el INTA en 2016 como el mejor del país. Desde 1979 se organiza la Fiesta del Salame para reafirmar el prestigio y la tradición del producto en la zona. Se realiza a través de un gran almuerzo familiar, hay espectáculos en vivo, ventas de embutidos, vinos, dulces y otros productos elaborados en la zona.


Oncativo, Córdoba

Se ubica a 70 km de la ciudad de Córdoba y en sus salames cuenta con su atractivo más importante. Sobre todo el picado fino heredado de los primeros inmigrantes del Piamonte italiano. Sus salames son comercializados en todo el país y también cuenta con su fiesta del salame casero que desde 1975 suele reunir a una multitud alrededor de bondiolas, jamones, salames y otros característicos productos de la zona.


Tandil, provincia de Buenos Aires

A algo más de 350 km de la ciudad de Buenos Aires se encuentra Tandil. La calidad y tradición de los mismos da lugar también a su gran fiesta que se desarrolla desde 1983. Artistas, fogones, chefs y distintos productos acompañan la celebración. Recientemente productores trabajaron más d12 horas para elaborar el salame más largo del mundo, que mide 99,5 metros.


Mercedes, provincia de Buenos Aires

Unos 100 kilómetros es la distancia que separa a la ciudad de Buenos Aires de Mercedes reconocida como la “capital nacional del salame quintero”. Ese nombre se relaciona con la producción que se suele realizar en las quintas de la zona. La producción transmitida de generación en generación también cuenta con su gran celebración, un momento ideal para degustar los mejores productos que se lleva a cabo desde 1975. Un concurso para elegir el mejor salame, artistas, bailes y toda la tradición de la ciudad se ve reflejada en esta gran celebración.


Chajarí, Entre Ríos

Producto de los colonos italianos de Veneto, Lombardía y Liguria entre otras localidades, se comienzan a preparar los primeros salames de la zona que hoy le dan un distintivo a Chajarí y su comunidad. Así en la combinación de las habilidades necesarias para su producción han logrado mantener el conocimiento ancestral, y construyendo a lo largo de décadas la innegable fama de un producto, que ya es ampliamente conocido como "El Salame de Chajarí.


Comentarios


5 destinos para degustar los más ricos salames del país