A 10 años de la tragedia de Sol en la Región Sur, la causa sigue sin responsables

Ayer se cumplió un nuevo aniversario de la caída del avión con 22 personas a bordo en el paraje Prahuaniyeu. El caso está en la Cámara Federal de Apelaciones de Roca y los familiares siguen con el reclamo de justicia.

Familiares de las víctimas de la tragedia del avión de la aerolínea Sol, que el 18 de mayo de 2011 se precipitó en la meseta rionegrina, en el paraje Prahuaniyeu, conmemoraron ayer un nuevo aniversario en el lugar del siniestro y volvieron a reclamar justicia por las 22 víctimas.

Aquel día lejano, el avión Saab 340 que realizaba el último tramo de la ruta petrolera entre Neuquén y Comodoro Rivadavia, cerca de la medianoche cayó en la meseta y ninguna persona sobrevivió.

Desde ese desastre, cada año los 18 de mayo los familiares de las víctimas viajan hasta el paraje cercano a Los Menucos, en la Región Sur rionegrina, para recordar a sus deudos y ayer no fue la excepción. Un grupo de unas 15 personas, familiares de víctimas, realizaron en el lugar del accidente una misa en cerca del mediodía para conmemorar la tragedia.

Muchos no viajaron por las restricciones de la pandemia o temores a desplazarse largas distancias pero allí estuvo Juan Carlos Ruiz que desde Centenario llegó a Prahuaniyeu al igual que lo hace desde hace una década, para tener presente la memoria de su hijo Juan Manuel y del resto de las víctimas. “Fuimos un grupo reducido pero estuvimos, después de que el año pasado no fuimos por la pandemia”, dijo Ruiz en diálogo con RÍO NEGRO.

El hombre es uno de los que impulsa con firmeza que el caso no quede impune y que se determinen los culpables de este siniestro aéreo. Por eso ahora junto a su abogada Romina Barreto apeló la absolución de los directivos de la empresa dictada recientemente por el juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Zapata.

Según explicó Ruiz, el magistrado determinó que la causa había prescrito por el tiempo transcurrido.

Ruiz recurrió nuevamente ante la Cámara de Apelaciones de General Roca, que tiene en sus manos la determinación y reclama que considere la calificación por el artículo 190 de estrago doloso agravado al que “a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una aeronave” que aclara que si se ocasiona la muerte en estas circunstancias la pena es de 10 a 25 años de prisión.

El año pasado Zapata había reactivado la causa luego de que la misma Cámara roquense revocara el sobreseimiento -que había dispuesto el exjuez de Bariloche Leonidas Moldes- de los directivos de la aerolínea Danilo Pojmaevich, Horacio Angeli y Juan Alberto Nyffenegger (fallecido) y ordenara una nueva investigación.

En este caso, los informes periciales coinciden en que el avión se estrelló por engelamiento pero además señalan que la aeronave no estaba habilitada para volar y la empresa Sol Líneas Aéreas no había analizado los riesgos de la ruta que atravesaba la meseta rionegrina. Sin embargo, según Ruiz, el magistrado tomó “selectivamente” peritajes. Por eso el reclamo de justicia continúa.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


A 10 años de la tragedia de Sol en la Región Sur, la causa sigue sin responsables